Escándalos, alertas y postergación social

En Santa Rosa los escándalos políticos son noticia desde hace tiempo, pero eso no es lo peor que les pasa a sus habitantes. Se trata del departamento más postergado de la provincia y para darse cuenta basta con abrir un surtidor de agua, buscar trabajo o simplemente inscribir un chico en alguna escuela.
El municipio estuvo gobernado por el demócrata Antonio Ponce por ocho años. Sergio Salgado fue uno de sus principales opositores desde el Concejo Deliberante y en diciembre pasado se quedó con la intendencia. El problema para él es que el Concejo no le responde.

Ese cuerpo es conducido por el demócrata Gustavo Muñoz. La municipalidad y el Concejo están a una cuadra de distancia en la villa cabecera.Entre ambas instituciones hay una pelea que parece no tener fin.

Según ya anunciaron, en caso de que Salgado sea suspendido o destituido, quien quedará a cargo del Ejecutivo es el edil justicialista José López, para evitar que un opositor quede al mando.

En el Gobierno temen por el futuro y también se echan culpas.Es que los conflictos se iniciaron hace casi un año y nunca hubo una intervención firme.Ahora quieren evitar que la situación se agudice y se torne irreversible.

Comentá la nota