Escándalo por la violación de una turista alemana a la que tardaron 4 horas en asistirla

A la chica la asaltaron y la violaron en el centro a las 6 de la mañana. De ahí la llevaron de un hospital a otro y recién a las 12 del mediodía le hicieron un examen forense.
El caso de la joven turista asaltada y violada en pleno centro ya se ha convertido en un escándalo consular: la chica vivió una pesadilla cuando la atacaron y otra desde el momento en el que llamó a la policía.

Desde que la violaron a las 6 de la mañana la pasearon de un hospital a otro y no la dejaron lavarse ni cambiarse hasta que la examinó un forense, cuatro horas después.

Paul Bourlot, cónsul en Francia en Mendoza, habló en nombre de Alemania por un convenio entre ambos países y aseguró que exigirá que se investigue por qué a la chica (hija de un reconocido físico alemán) primero la llevaron al hospital Central, después al Español -donde el movil policial la dejó tirada a su suerte- y más tarde al Lagomaggiore, a donde llegó en taxi.

Todo este periplo con una joven que acababa de pasar el peor momento de su vida y que no podía lavarse porque no la dejaban. Según Bourlot, en el Español intentaron hacerle firmar un pagaré para atenderla.

El cónsul dice que se debe investigar la actitud de todos los empleados públicos que la fueron atendiendo y que es vergonzosa la actitud de la gente que pasó y no hizo nada. "Los automovilistas que circulaban por el lugar vieron lo sucedido y no la ayudaron.

El único que la auxilió fue el encargado de hostel”, de quejó Bourlot.

Cuatro horas de infierno

La chica de 24 años fue asaltada y violada en el centro el viernes a la madrugada, cuando fue a sacar plata de un cajero para pagar un tour a la montaña.

La turistas se hospedaba en un hostel de calle Rioja y fue a la sucursal del Banco Nación de Vicente Zapata y San Juan cuando dos sujetos se le abalanzaron y le sacaron plata, el celular y el mp3. No contentos con el botín, uno de ellos abusó de la joven, que entró en pánico y no pudo defenderse.

Luego del ataque, la turista alemana llegó hasta el hostel donde se hospedaba y pidió ayuda. Pero allí empezó el verdadero infierno. Primero la llevaron al hospital Central. Después al Español. Finalmente quedó internada hasta el domingo en el Lagomaggiore. Pasó cuatro horas sin poder sacarse los restos del abuso, ya que no la dejaron bañarse hasta que no llegara el forense.

El director del cuerpo Médico Forense de Mendoza, Armando Pastor Vargas, aseguró que el organismo recibió el aviso para que atendieran a la chica a las 12. Es decir, la demora fue de quienes le avisaron y no del cuerpo.

“Desconozco las razones de la tardanza. Otros organismos tendrán que dar una explicación al respecto. Presumo que puede ser por un cambio realizado desde el programa de Atención a Víctimas de Abuso”, relató el médico.

Mientras tanto, el ministro de Seguridad declaró esta mañana que realizarán una investigación para analizar por qué tardaron tanto en atenderla.

Comentá la nota