Escándalo en Unión por la Doble Intendencia

Los Ciudadanos de la localidad Provincial de Unión no saben quién es el Intendente, porque como sucedió en San Luis en el año 2003, la localidad tiene 2 intendentes, uno consagrado no por el voto popular sino por el Concejo Deliberante, Eduardo Álvarez, mientras otro ha sido elegido por la mayoría de la ciudadanía. Primitivo Becerra.
Álvarez se presentó como candidato a intendente por el Acuerdo Cívico y Más Vocación Sanluiseña, pero la Justicia le reconoció solamente los votos que obtuvo por el Acuerdo Cívico.

Por esa situación Eduardo Álvarez denunció irregularidades en todo el proceso y así fue proclamado como Intendente por el Concejo Deliberante.

Las denuncias presentadas en la Justicia por Eduardo Álvarez en la Justicia indican que el Concejo Deliberante le rechazó el titulo a Becerra, por el cual no debería asumir. Además Álvarez, afirma que el acto de asunción de Becerra fue realizado en una oficina policial, donde a él ni a los que simpatizaban con el Partido de Becerra los dejaron entrar.

Álvarez sostuvo que en la ceremonia de asunción de Becerra estaba presente el Dirigente Radical Walter Ceballos, perteneciente al partido del Intendente Becerra, Frente Social, Cívico y Federal, quién era el que fiscalizaba toda esa situación.

Por otro lado el Intendente Becerra afirmó esta mañana que lo que dice Álvarez no es cierto: "Yo estoy ejerciendo el cargo como Intendente de Unión, porque la Presidenta del Concejo, mi esposa, que asumió la Vicepresidencia evaluó los títulos, luego se votaron y de los 4 Concejales, 2 votaron a favor y 2 en contra, pero mi esposa como Presidenta del Concejo, desempató la situación a mi favor".

Para Becerra, Álvarez se autoproclamó Intendente: "Hizo toda una campaña con una radio trucha que tiene, además quiso tomar el Municipio, el y otras personas rompieron puertas y ventanas".

El Juez Cuello, a cargo del Juzgado Nº 2, es quién decidirá el destino de la Intendencia de un Pueblo que por estas horas se muestra muy convulsionado.

Comentá la nota