Un escándalo sexual envuelve al titular del FMI y la esposa de Blejer

Dominique Strauss-Kahn es investigado por supuesto abuso de poder en el marco de un amorío con la esposa del destacado economista argentino y ex funcionario del Fondo, Mario Blejer. Varios correos electrónicos lo incriminan.

Strauss-Kahn rechazó las acusaciones: "En ningún momento abusé de mi puesto como director gerente. El asunto, que es parte de mi vida privada, se produjo en enero de 2008", según un comunicado que citó el El Wall Street Journal.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, es objeto de una investigación por un supuesto abuso de poder al que habría recurrido en el marco de una relación adúltera con una subalterna, esposa de un destacado economista argentino, reveló el sábado The Wall Street Journal.

En la misma información, el diario estadounidense precisa que Strauss-Kahn negó haberse aprovechado de su puesto al frente de la institución y afirmó cooperar con los investigadores.

Según la publicación, el bufete de abogados Morgan, Lewis & Bockius LLP, contratado por el FMI para investigar a su director gerente, tiene previsto entregar a fines de octubre el informe completo.

SECRETOS DE ALCOBA. La investigación apunta a la relación de Strauss-Kahn, de 59 años, con Piroska Nagy, una ex alta funcionaria húngara del departamento africano del FMI, casada con el destacado economista argentino, también ex funcionario del Fondo, Mario Blejer.

Strauss-Kahn y Nagy habrían intercambiado correos electrónicos sobre la posibilidad de mantener una relación íntima, que se habría iniciado durante una conferencia en Europa, según el diario financiero. Los correos habrían sido descubiertos por el esposo de Nagy, el economista Blejer.

Los investigadores se preguntan si Strauss-Kahn habría ejercido un favoritismo hacia Nagy en el FMI o, al contrario, si habría tratado de vengarse de la mujer por alguna razón. También tratan de dilucidar si la retribución que cobró Nagy al abandonar la institución fue o no excesiva respecto de su puesto en la jerarquía.

El Wall Street Journal cita a Strauss-Kahn, quien de inmediato rechazó las acusaciones: "En ningún momento abusé de mi puesto como director gerente", dijo en un comunicado. El "asunto, que es parte de mi vida privada", se produjo en enero de 2008, precisó el francés.

Según el Wall Street Journal, el asesor de Nagy, Robert Litt, asegura que la mujer no fue presionada para abandonar el FMI y que su indemnización por despido fue similar a la que perciben los asalariados del mismo rango.

La investigación fue reclamada por Shakur Shaalan, que representa a Egipto y otros países árabes en el consejo de administración del FMI, aconsejado por representantes de Estados Unidos y Rusia, según el diario.

En 2007, el entonces presidente del Banco Mundial, el estadounidense Paul Wolfowitz, tuvo que dimitir del cargo tras haber sido acusado de haber favorecido la carrera de su compañera, empleada en la misma institución.

Wolfowitz anunció su partida el 17 de mayo de 2007, después de una crisis de seis semanas que debilitó la credibilidad del Banco Mundial y de sus mecanismos de control en materia de conflicto de intereses.

Comentá la nota