Escándalo y sesión en el Concejo Deliberante

Hubo violencia física, dos presidentes autoproclamados, destituciones y juras polémicas. Hoy, renunciaron ambos supuestos titulares, la cámara sesiona para poner en funciones a Telmo Benítez y comenzaría un juicio político a Eliseo Levin.
La actual gestión del poder legislativo de la pequeña comuna sesionará hoy en un marco de conflicto sin precedentes. Los pasillos del Concejo Deliberante de Tolhuin fueron escenarios de violencia física entre sus integrantes, de la puja entre dos autoproclamados presidentes de la cámara, la polémica destitución de uno de ellos y la jura de otro funcionario en su reemplazo.

Ahora, los dos presidentes que reclamaban legitimidad abandonaron sus cargos. Eliseo Levin renunció luego de que su compañera Karina Tillería reconociera a Dionisio Bellafronte como concejal, a pesar de haber votado para destituirlo en una sesión que realizó solo en compañía de Levin. Por su parte, Bellafronte también renunció a la presidencia y pretende enjuiciar políticamente a Levin.

El Vicepresidente 1º Telmo Benítez será quien ocupe el cargo hasta el 28 de Febrero de 2010 y llevará adelante el juicio político que podría dejar fuera del Concejo definitivamente a Eliseo Levin.

"En virtud, de que el conflicto felizmente ha finalizado, he decidido renunciar al cargo de presidente para dar inicio el enjuiciamiento político del concejal Eliseo Levin principal responsable de la graves irregularidades cometidas", dice el texto presentado el 30 de Diciembre de 2009 por el funcionario del Frente para la Victoria (FPV), Dionisio Bellafronte.

Asimismo, Levin dio a conocer una Carta Documento donde califica de "nulo de nulidad absoluta" la convocatoria a sesión extraordinaria para el día de hoy, en la cual se daría comienzo a un proceso de juicio político en su contra.

Según Levin, el llamado a la sesión está realizado por "un concejal que fue destituido de su cargo (Bellafronte) y que, por lo tanto, no puede arrogarse el ejercicio de la presidencia del cuerpo deliberativo". "Carece de validez todo acto administrativo dictado en calidad de concejal, luego de su destitución", dijo, y amenazó con "adoptar las acciones judiciales que correspondan".

A su vez, Telmo Benítez acusó a Levin de ser "el responsable directo de todos los hechos sucedidos en los últimos meses", y sostuvo que "a partir del inicio del juicio político vamos a ver la pruebas que presenta en su defensa y de ahí en más vamos a determinar las responsabilidades".

"Con qué autoridad realizo las actuaciones administrativas para despedir a tres empleados de la planta del Concejo Deliberante, quien autorizó la disposición de un cuarto millón de pesos y en qué lo gastó, recursos que no estaban contemplados en el presupuesto 2009; asimismo me gustaría saber cómo resolvió aumentar el salario de los agentes del Concejo en un 30% el básico sin tener en cuenta los fondos presupuestados y con qué facultad procedió a la destitución de Dionisio Bellafronte", cuestionó.

Comentá la nota