Escándalo por Mrs. Robinson, la primera dama norirlandesa y su joven amante

Como si su apellido no le hubiera dejado más destino de señora-casada-amante-de-un-joven como la "Señora Robinson" de la película El Graduado, Iris Robinson -diputada y esposa del primer ministro de Irlanda de Norte- acaba de desatar un escándalo político con su affaire con un chico de 19 años, al que fue a consolar por la muerte de su padre y con el cual terminó pasando una temporada de casi seis meses en la cama y, como si esto fuera poco, usando sus influencias para que el muchacho obtenga un crédito para abrir un restaurante en Belfast.
El marido engañado, Peter Robinson -que preside una volátil coalición de católicos y protestantes- aseguró ayer que no renunciará al cargo tras reconocer que su esposa y miembro del Parlamento británico solicitó 50.000 libras (80.000 dólares) a dos empresarios para abrir un café que regentaría su joven amante.

"Me defenderé con tesón de los ataques a mi honra y responderé a cualquier infundio de conducta impropia", dijo Robinson después de que la cadena BBC difundiera el affaire de su esposa.

Para colmo el político se mostró como el "marido-es-siempre-el último-en-enterarse" cuando explicó que, con anterioridad al programa de tevé, desconocía los detalles importantes de la conducta de su esposa con el joven.

Robinson se convirtió en primer ministro en 2008, cuando sucedió al reverendo Ian Paisley como líder del gobierno de Irlanda del Norte y del principal partido político protestante.

Pero fue recién esta semana cuando los Robinson, enterados del inminente reportaje de la BBC sobre su crisis matrimonial, admitieron el hecho que escandaliza a los irlandeses del Norte y pone en riesgo la continuidad del gobierno del Ulster. La presentación de los hechos vino también en capítulos. Primero, Iris Robinson, ahora de 60 años, anunció que no se postulará a un nuevo mandato en el Parlamento por sufrir depresión clínica. En una segunda declaración admitió la existencia de los amoríos, e indicó que intentó suicidarse, tras lo cual pidió perdón a su esposo y al público.

"Todo el mundo está pagando un elevado precio por mi conducta. Lo siento mucho", dijo la mujer presa de una crisis de nervios.

Su esposo invitó el miércoles por la noche a cuatro periodistas a su casa para darles su versión de los hechos. Pero olvidó un detalle: no mencionó que el amante de Iris Robinson recibió dinero de terceros, hecho que debería haber sido comunicado al Parlamento británico.

El que habló por último fue el joven. La BBC entrevistó a Kirk McCambley, ahora de 21 años, quien contó que mantuvo un amorío de casi seis meses con Iris Robinson en el 2008 cuando él tenía 19 y ella 58. Iris conoció al padre del joven, que murió ese año.

"Me consoló hasta cerciorarse de que estaba bien", dijo McCambley a la BBC. Y agregó que Iris Robinson le dio dos cheques de 25.000 libras cada uno, pero pidió de vuelta 5.000 libras en metálico, posiblemente para hacer un donativo a la iglesia.

En Londres, el primer ministro británico Gordon Brown se negó a formular comentarios sobre lo que considera un asunto privado. Mientras tanto la "Señora Robinson" modelo 2010 no sólo enloqueció como la "Mrs Robinson"/Anne Brancroft a un joven estudiante con cara de Dustin Hoffman sino que sumergió a Irlanda del Norte en una crisis política.

Comentá la nota