Escándalo y renuncia en la izquierda italiana

El gobernador del Lacio dejó su cargo.
ROMA.- Silvio Berlusconi no es el único político que tiene una vida privada cuestionable. Luego de días de gran conmoción en Italia, ayer el presidente de la región del Lacio, Piero Marrazzo, de centroizquierda, dimitió envuelto en un increíble escándalo de sexo, mentiras y video.

Marrazzo fue filmado junto con un transexual, en un video realizado por cuatro carabineros que fueron arrestados por chantaje.

"Mis condiciones personales de sufrimiento extremo no hacen más útil para los ciudadanos del Lacio [cuya capital es Roma] mi permanencia al frente de la región", escribió ayer, en una dramática carta, este hombre de 51 años, casado y padre de tres hijas.

Destruido políticamente y humillado, Marrazzo al principio negó todo, pero después admitió sus "debilidades". El denominado "Marrazzogate" estalló el viernes pasado tras el arresto de cuatro carabineros que estaban chantajeando al gobernador.

Los policías lo habían sorprendido en julio último en una situación íntima junto con Natalí, un transexual brasileño al que solía frecuentar, y habían filmado todo con fines extorsivos.

El video muestra a Marrazzo vestido sólo con una camisa, junto al transexual semidesnudo. En el audio se oye una voz que dice "permítame los documentos" y luego otra que suplica: "No me arruinen".

En la filmación también se ve un par de líneas de cocaína sobre una mesita, junto a una tarjeta con el nombre y apellido de Marrazzo, que pertenece al Partido Democrático (PD), el principal de la oposición. Lo increíble del caso es que el "Marrazzogate" comenzó a ser investigado hace un mes por otra sección de carabineros luego de la interceptación casual de una conversación en la que se hablaba de la venta a un diario o a una TV "del video de un político muy conocido con un trans".

Otro detalle curioso es que días antes de que saliera a la luz el escándalo Berlusconi le avisó personalmente a Marrazzo que la bomba del video estaba por estallar. El premier se enteró del video porque se lo intentaron vender a la revista Chi , de su propiedad.

Berlusconi le aseguró a Marrazzo que el video jamás saldría en ningún medio de la editorial Mondadori, de la que es dueño. Pero esto no alcanzó: días más tarde, el arresto de los carabineros abrió la caja de Pandora.

El escándalo de Marrazzo cayó como una bomba en el PD, que se quedó sin candidato para las elecciones regionales de marzo próximo. Esto podría generar que la derecha de Berlusconi reconquiste el Lacio, un distrito clave.

Tras meses de escándalos por la fiestas de Berlusconi, el oficialismo se regocijó con este affaire . "Los progresistas esta vez no hacen preguntas, sino que defienden la privacidad del compañero", escribió Il Giornale , diario de la familia del Cavaliere .

Comentá la nota