Escándalo en San Nicolás: se supo que Passaglia amparaba a un falso médico

Escándalo en San Nicolás: se supo que Passaglia amparaba a un falso médico

El distrito de San Nicolás se encuentra convulsionado por el intento de suicido de Guillermo Chauderón, jefe de Guardia de la Clínica de la UOM de ese distrito, que también trabajaba en el servicio de emergencias municipales y políticamente era un aliado de Ismael Passaglia, tras descubrirse que ejercía la medicina de manera ilegal.

El fraude se descubrió cuando las autoridades de la clínica en la que trabajaba le pidieron a Chauderón una certificación de título y matrícula para avanzar con un proyecto que el mismo iba a coordinar, pero ante la tardanza del falso médico decidieron solicitar directamente la documentación en la Universidad de La Plata, descubriendo que su jefe de guardia habría estado usando un título y matrícula apócrifos.

Enterado de que se había descubierto el fraude y que además de ser separado del cargo debería enfrentar denuncias por usurpación de título y defraudación entre otros, el falso médico decidió quitarse la vida de una forma poco usual y se autopropinó 4 puñaladas en la zona torácica, por lo que se encuentra internado y en grave estado.

Según las estimaciones, Chauderón, que llegó a ocupar el cargo de la mano del entonces intendente Passaglia, pudo haber atendido, medicado y hasta internado a por lo menos 5 mil personas, que potencialmente fueron víctimas de mala praxis, lo que representa también un gravísimo antecedente para todos los sanatorios en los que el estafador prestó servicios.

El fraude comenzó en el año 2013, después de que Chauderón fuera precandidato a consejero escolar por el Frente Progresista Cívico y Social, para el que luego se bajó de la lista y pasó a convertirse en aliado de Passaglia que lo designó en la delegación La Emilia como médico clínico, lo que le permitió legitimarse como profesional de la salud y conseguir otras designaciones sin completar la documentación.

Queda claro que Passaglia, que si tiene un título en medicina, designa con un cargo de salud a su nuevo aliado sin controlar si efectivamente había terminado sus estudios o si contaba con la matrícula en regla.  Aunque algunos rumores indican que el entonces intendente podría haberle facilitado a Chauderón toda la logística para aparentar ser un médico en regla.

Este caso no solo generó revuelo entre los pacientes que pasaron por las manos del falso médico y ex titular de la Juventud Radical local, sino que cubrieron con un manto de dudas a todas las designaciones del municipio en los últimos años, al menos en torno al sistema público de salud.

Por eso se espera una verdadera catarata de juicios y pedidos de informes de parte de la oposición, atento que como muestran las fotos que acompañan esta nota, es evidente la estrecha relación que ligaba a Chauderón con Passaglia, por lo que otras designaciones podrían haberse realizado de la misma manera con otros aliados políticos del ahora funcionario de María Eugenia Vidal.

Coment� la nota