Escándalo por los $420 millones: Jaque se quedó sin el endeudamiento

Los legisladores no oficialistas se sintieron estafados al conocer la letra del proyecto por el cual se cambiarían los porcentajes de coparticipación a los municipios.
La oposición no le aprobará por ahora el endeudamiento por $420 millones al gobernador Celso Jaque. Los legisladores no oficialistas, sin distinción de partidos, se sintieron estafados hoy al conocer la letra del proyecto por el cual se cambiarían los porcentajes de coparticipación a los municipios, el canje que ofreció el negociador gubernamental Alejandro Cazabán para conseguir la venia de los intendentes al proyecto de endeudamiento.

Tras la lectura del texto del proyecto de coparticipación, la reunión de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados tuvo en escandaloso desenlace esta noche. La oposición en pleno dejó el salón Azul de la Legislatura advirtiendo que no daría los votos que necesita el Gobierno para contraer una deuda que resuelva el agujero que la gestión de Jaque provocó en las cuentas provinciales.

El influyente Cazabán había prometido leventar 3,5 puntos la coparticipación a los municipios. Esto implicaba en términos de plata unos $185 millones más de los que se coparticiparon este año, aunque a la vez desaparecerían el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) y el Fondo de Ayuda Municipal (FAM), con lo que la mejora de ingresos a las comunas significaría unos $50 millones.

De todos modos, los intendentes demócratas y radicales que firmaron el pacto con el Gobierno estaban convencidos de que el acuerdo implicaba un cambio definitivo en los porcentajes de la coparticipación municipal. Los únicos caciques que se opusieron a canjear más coparticipación por el endeudamiento fueron los ultracobistas Alfredo Cornejo, de Godoy Cruz; Mario Abed, de Junín; Gerardo Del Río, de Rivadavia, y Gustavo Pinto, de La Paz. Esta actitud generó encontronazos con los radicales Eduardo Giner, de Tunuyán, y Víctor Fayad, de Capital, quienes rubricaron el acta con Cazabán.

Esta noche, los legisladores de la oposición comprobaron que el proyecto oficial preveía que el aumento de la coparticipación fuera sólo temporal. Alcanzaría nada más que al ejercicio 2010 durante el cual se tendría que volver a discutir el tema para fijar los parámetros hacia el futuro.

Alexander Maza (CONFE) miembro de la comisión de Hacienda dijo que la estrategia del Gobierno pareció "una tomada de pelo" a los intendentes y advirtió que de haberse aceptado el año que viene se repetiría una "situación extorsiva" como la vivida en las últimas semanas.

Tras la retirada de la oposición de la Comisión de Hacienda, la sesión del miércoles quedó descartada de plano. Mientras que la negociación por parte del gobierno para conseguir fondos frescos a devolver en el futuro tendrá que volver a empezar desde foja cero. No obstante, las próximas conversaciones estarán marcadas por la desconfianza que sembró en la oposición el cambio de reglas que el gobierno impuso en la fracasada negociación.

El miércoles a las 9, el subsecretario de Hacienda, Mario Granado, concurrirá a Diputados a tratar de explicar el texto que enojó a la oposición. De todos modos, el proyecto de endeudamiento no tendrá el consenso necesario para ser tratado y será derivado a comisiones.

Comentá la nota