Escándalo por las fiestas de Berlusconi.

El premier ordenó iniciar acciones legales contra El País porque considera que las fotos publicadas son una invasión de su vida privada.
ROMA.- "No tengo miedo: se trata de fotos inocentes; no hay ningún escándalo, sino que se trata de una violación de la privacidad y de una agresión escandalosa."

Así, el premier Silvio Berlusconi intentó minimizar el contenido de las fotos publicadas por el diario El País , en el que aparecen chicas en "colaless" y topless y un hombre desnudo al borde de la pileta de su mansión, y que fueron divulgadas en medio del escándalo que acecha al primer ministro italiano por su presunta relación con la modelo Noemi Letizia, de 18 años.

Berlusconi declaró que las fotos suponen una invasión de su privacidad y su abogado anunció que iniciará acciones legales contra El País .

Las imágenes, tomadas por un paparazzo el verano pasado en la espléndida mansión que el premier tiene en Cerdeña, habían sido secuestradas hace una semana por la fiscalía romana. Esto no impidió, sin embargo, que Antonello Zappadu, el fotógrafo, las vendiera a un medio extranjero. Su difusión cayó como una bomba en la escena política local, justo en vísperas las elecciones europeas, que en Italia tendrán lugar hoy y mañana.

"Las fotos retratan personas que se bañan en un jacuzzi que está en el interior de una casa privada destinada a huéspedes", explicó en una entrevista radial el premier.

Interrogado acerca de la escasez de ropas de los sujetos fotografiados, retrucó: "Pero usted, cuando se ducha, ¿lo hace con saco y corbata?".

"Es escandaloso que pueda permitirse sacar fotos desde lejos con un teleobjetivo y entrar en la intimidad de las personas. Mis huéspedes se portan como quieren", agregó el Cavaliere , indignado por la "inaceptable" violación de su privacidad.

En las fotos en cuestión, en las que evidentemente reina un clima muy relajado, las caras de las chicas en topless y la del hombre desnudo -el ex premier de la República Checa Mirek Topolanek- se encuentran pixeladas.

A Berlusconi, en cambio, se lo ve completo, con ropa, moviéndose hacia algún lado de su mansión.

Comparadas con las que habían salido en 2007 en la revista Oggi , también sacadas por Zappadu, las imágenes son poco comprometedoras para el Cavaliere . Entonces, dentro de una nota titulada "El harén de Berlusconi", se veía a tres chicas sentadas sobre sus rodillas. "Berlusconi tiene una mano en la parte íntima de la chica vestida de negro y la otra debajo de la remera de la chica vestida de verde", recordó Giuseppe Belleri, entonces director de Oggi , en una entrevista con L´Unità .

Al margen de difundir las fotos prohibidas, en un editorial, El País atacó con todo a Berlusconi y explicó que la "publicación de las fotografías de sus fiestas privadas no obedece a ningún intento de enjuiciar su moral como ciudadano, sino al propósito de demostrar cómo él, como primer ministro, está intentando convertir el espacio de la política democrática en una simple prolongación de sus relaciones de amistad y de sus entretenimientos".

Pese a que el Cavaliere definió las fotos salidas a la luz como "inocentes", Niccolò Ghedini, su abogado de confianza, anunció que querellará a El País . "Se trata de fotografías que provienen de un delito, visto que fueron secuestradas aquí, en Italia, justamente porque se considera que son fruto de un comportamiento antijurídico y, por ende, de un ilícito penal", explicó Ghedini, y advirtió, asimismo, que iniciará acciones legales contra quienes reproduzcan en Italia las imágenes de El País .

Durante una última y enésima jornada de campaña marcada por los escándalos de la vida privada del premier, en una maratón de entrevistas, el Cavaliere volvió a negar cualquier tipo de relación "picante" con Noemi Letizia.

Noemi es la joven napolitana a cuyo cumpleaños de 18 asistió a fines de abril Berlusconi, por lo que provocó la furia de su segunda esposa, Veronica Lario, madre de tres de sus cinco hijos, que le pidió el divorcio. Lario acusó al Cavaliere de "frecuentar menores".

Noemi habría estado en otra fiesta que organizó Berlusconi en Cerdeña a fines de año, junto a otras decenas de chicas. Estas habrían sido transportadas hasta la paradisíaca isla en vuelos militares, por lo que Berlusconi también es investigado por la fiscalía de esta capital por presunto delito de abuso de poderes.

Comentá la nota