El escándalo de la Corte de Justicia, en Diputados

El bloque basualdista intentó ingresar un proyecto de rechazo, pero el oficialismo se opuso.
Por el tema de las designaciones polémicas que hizo la Corte de Justicia de la provincia mediante acordada, el bloque basualdista de la Cámara de Diputados intentó ayer que ingresara un proyecto de resolución expresando el "rechazo" del cuerpo por no haberse hecho un concurso para designar los nuevos empleados.

Pero el bloque oficialista, en la voz del presidente de la bancada, Daniel Tomas, se opuso con el argumento de que sería "interferir" en otro poder del Estado. Sin embargo, hasta un ex presidente del Foro de Abogados, Alberto Marcelo Bustos dijo que expresar una posición "no está prohibido" (ver aparte).

Un proyecto de resolución, como el propuesto, no tiene el efecto de obligar, por ejemplo, a que otro poder del Estado, como el Judicial, haga marcha atrás con una decisión. En la práctica sólo sirve para sentar una opinión sobre un tema en particular, pero sin mayores efectos prácticos.

El tema explotó cuando tomó estado público una acordada firmada por los cortistas designando 39 empleados, aunque al menos 17 eran familiares de los propios miembros de la Corte, de jueces y hasta había una sobrina del diputado oficialista Julio Coll. Y sin que se hubiera hecho ningún tipo de concurso, como establece la Constitución Provincial. Coll, que preside la Comisión de Justicia de la Cámara y que también encabeza la Sala Acusadora del Juicio Político, se negó ayer a referirse al tema.

"Reconocemos que el Poder Judicial es autónomo, pero por sobre esa autonomía prima la Constitución y esta dice que se accede a los cargos públicos mediante concursos", dijo la titular de la bancada basualdista en la Cámara, Lucía Sánchez. Y aclaró que no querían tratarlo sobre tablas, sino que ingresara y fuera a comisión. Esto último recién sucederá la próxima semana.

Por la tarde, los diputados basualdistas, Sánchez, Armando Campos y José Gazzé, junto al intendente de Rawson y diputado nacional electo, Mauricio Ibarra, todos integrantes del Frente Unión por San Juan, se reunieron ayer por la tarde para tratar el tema y al salir el intendente dijo que oponerse a que ingrese el proyecto fue un "acto de complicidad" del bloque oficialista.

Comentá la nota