Escándalo en Corrientes por las cuentas de un funcionario

Es el secretario del gobernador radical Arturo Colombi, que milita en el cobismo.
El gobierno de Corrientes quedó ayer envuelto en un escándalo político. Fue después que se conociera un informe de la AFIP a la Justicia correntina que investiga el enriquecimiento ilícito del secretario privado del gobernador Arturo Colombi, un radical "cobista".

Se trata de Diego Mosquera, que asiste al gobernador desde hace siete años y tiene un sueldo de $3.800. Pero la AFIP reveló que es titular de una cuenta en el Banco de Corrientes SA con un saldo de 1.783.464 pesos.

El escándalo ya llegó al Senado de la provincia, donde ayer 8 de los 13 legisladores aprobaron un expediente en el que se le reclama a Colombi que eche a Mosquera, quien aspiraba a ocupar una banca en las próximas elecciones.

El informe en cuestión fue pedido a la AFIP delegación Resistencia por el fiscal de instrucción número 1 de Corrientes Buenaventura Duarte quien lleva adelante la investigación a pedido del fiscal general Cesar Sotelo.

Mosquera tenía declarada como actividad la venta minorista de combustibles para automotores y motocicletas, una ocupación que dejo de lado cuando desembarcó en los despachos de la Casa de Gobierno. Al inicio de su gestión en la administración pública declaró la tenencia de un vehículo Land Rover que vendió en 2007, y su situación económica, afirman quienes lo conocen desde hace años, no era precisamente solvente.

A la cuenta bancaria de Mosquera ingresaron durante el último año -según el organismo recaudador- depósitos por $ 2.606.259, mientras que en cuatro meses del mismo año se realizaron gastos sobre esa cuenta con tarjeta de débito por $ 372.959.

La investigación judicial contiene además documentación que certifica la propiedad de un costoso vehículo importado y una casa con piscina reformada en los últimos meses a un alto costo; todo a nombre de su esposa, una empleada administrativa del Ente Regulador del Agua de Corrientes.

El senador justicialista Gustavo Canteros impulsó ayer un reclamo al gobernador para que "aparte inmediatamente" del cargo al funcionario. La cuestión, quedó con privilegio para su tratamiento sobre tablas en la próxima sesión tenga o no despacho de comisión. Canteros, ex diputado nacional, dijo ayer a Clarín que el caso "salpica al gobernador porque es su mano derecha". Otro senador justicialista, Jorge Barrionuevo, aseguró: "Si el gobernador no le pide la renuncia es tan responsable como Mosquera".

El investigado se llamó a silencio y no contestó las consultas periodísticas. Desde el gobierno provincial nadie salió en defensa del funcionario, a quien algunos allegados le habrían sugerido renunciar. El gobernador Colombi en tanto se encontraba ayer en Buenos Aires intentando reunirse con referentes nacionales de la UCR.

Comentá la nota