Escándalo en el Concejo por rezonificación de terrenos

Los folios "mellizos" con firmas diferentes de un expediente que plantea la rezonificación de terrenos ubicados en una cotizada zona de City Bell desataron la controversia en la sesión de ayer del Concejo Deliberante.
Luego de los homenajes del 17 de octubre y el voto unánime que sancionó la creación del Ente Municipal para la Actividad Turística (Ematur), el edil arista Oscar Negrelli pidió la palabra para solicitar la apertura de un sumario administrativo interno junto al retiro del temario del proyecto que habilita el cambio de clasificación de estos terrenos, alegando que existían dos despachos de la comisión de

Planeamiento con el mismo número de folio, el 37: uno con su firma, y otro sin ella.

Negrelli planteó en el recinto los rumores que corren desde hace un par de semanas en los pasillos del Concejo respecto de la ruptura, pérdida o extravío de hojas pertenecientes al expediente nº 42.674, que desafecta a la parcela ubicada en calles 467 entre 135 y 136 del área Zonas de Esparcimiento para pasar a zona residencial.

La "firma extraviada" y luego recuperada pertenece al presidente del bloque de la Coalición Cívica-ARI, fuerza que históricamente se ha negado a acompañar iniciativas que modifiquen el Código de Planeamiento Urbano, ya sean propuestas por particulares, ediles o por el departamento Ejecutivo, por considerar que suelen esconder supuestos negociados inmobiliarios.

En este caso, Negrelli avaló su firma en el proyecto, pero solicitó por nota al presidente del Concejo, Javier Pacharoti, el inicio de un sumario administrativo interno para aclarar el origen de los despachos duplicados, pedido que fue satisfecho por el presidente del cuerpo.

A su turno, el presidente de la comisión de Planeamiento, Oscar Vaudagna, refirió que pidió informes a la relatoría de la comisión respecto de estos hechos, para que no quede involucrado el personal del Concejo. Acto seguido, el bloque de la CC-ARI solicitó votar el retiro del expediente del tratamiento legislativo, moción que fue rechazada al primar el número del oficialismo bruerista y aliados.

Pero fue el edil Enrique Capparelli quien puso el dedo en la llaga al preguntarle a Negrelli si no había revisado "las 36 primeras hojas" de un expediente que, según Capparelli, venía "flojito de papeles". "Concejal, me parece que le pasaron por adelante los elefantes blancos, y usted no los vio", dijo dirigiéndose a Negrelli. A continuación afirmó que en la reunión previa de labor parlamentaria su colega Javier Scaramutti se habría comprometido a acercar documentación complementaria al mentado trámite legislativo.

Fue Negrelli quien respondió que no se debía desviar el fondo de la discusión, que "es el hecho es que hay dos folios 37", algo que según el edil puede suceder por accidente, extravío, o cualquier otra eventualidad no intencional, factores que se salvan usualmente realizando un nuevo despacho de comisión, "pero aquí hablamos de dos folios". Vinculó los hechos con la interna del bloque oficialista, restó responsabilidad a los empleados del cuerpo, por considerar que las responsabilidades son "políticas". "Si es necesario recurriremos a la Justicia ordinaria, por que estamos ante la adulteración de un documento público", dijo Negrelli, para luego mocionar una reconsideración del retiro de la ordenanza polémica, lo que fue nuevamente rechazado por la mayoría del cuerpo, integrado por la bancada bruerista.

Comentá la nota