Escándalo en el Concejo cuando trataban el descomunal aumento de gas

Un escándalo de proporciones se vivió en el HCD en momentos que se debatía el descomunal aumento en las tarifas del gas, cuando dos vecinos la emprendieron verbalmente contra los ediles , y clamaban por una solución a los problemas que los aquejaban.
La cintura política del hoy Presidente del Cuerpo, el edil Diego Garciarena evitó que el tema pasara a mayores y se pudiera seguir tratando el tema central en la Jornada especialmente programada.

El debate central por las taridas , estuvo encabezado por el edil Leandro Laserna (Acción Marplatense) , a quien acompañaron el hoy Presidente del Concejo, Diego Garciarena y doctora Beatriz Arza, y en la ocasión se trató el resultado de la acción judicial presentada por la Defensoría del Pueblo, debido al aumento de la tarifa del gas natural.

El doctor Diego Garciarena resaltó la importancia que tienen estas reuniones, donde se tratan problemáticas que afectan a la ciudadanía y donde el concejo, funciona como "caja de resonancia". Por su parte, el concejal Diego Laserna, promotor de este encuentro, manifestó la predisposición de todos los bloques políticos que integran el recinto, además agradeció la tarea de las diferentes asociaciones, ONG s de consumidores, la defensoría del pueblo y al Colegio de abogados de la ciudad.

A la hora de informar sobre las últimas novedades, la Defensora del Pueblo Beatriz Arza dijo que "los usuarios de la red de gas natural van a poder optar, por pagar el consumo y no el fondo tributario, al que estaba obligado prácticamente a recibirlo Gas Camuzzi, a través de una resolución del Enargas ".

Esto se debe al planteo que había realizado el miércoles pasado, la defensoría, donde calificaba de inconstitucional dicha resolución del Enargas, que autorizaba a facturar el suminisitro de gas, prorrateando todos los ítems de la boleta – incluyendo IVA y el fondo fiduciario -. Por lo que el consumo no iba a quedar totalmente pago y la empresa podía cortar el servicio. El cuestionamiento que favoreció al usuario, fue que el reglamento del suministro de gas, advierte que sólo en caso, de falta de pago del servicio puede cortársele el suministro.

El doctor Federico Alvarez Larrondo, en representación de ACUBA, que fue uno de los mas claros y con el que coincidieron todos los convocados con su apreciación, de definir a la problemática, no por una cuestión de pagar más o menos, sino de que al país le falta una política energética. "Esto es la antesala de los aumentos que se vienen, porque no hay un sistema de implementación claro en la distribución del servicio", sentenció Alvarez Larrondo.

Desesperación y desequilibrio

Fue precisamente en este momento cuando una persona de la barra, identificada como Patricia Di Benedettp , ex Maestra Jardinera Municipal , increpó duramente a los integrantes del HCD, a la vez que denunciaba a la hermana de uno de los concejales, y "prometía" nuevos juicios contra altas autoridades municipales.

Era tal el clima de violencia verbal que se estaba viviendo, que solo faltaba esa "chispa" para que otros que ocupaban la barra se animaran y también la emprendieran contra la figura del edil de Acción Marplatense que, a esa altura, ya era superado por la situación.

Un vecino, quien dijo llamarse José Palomeque, fue duro y por demás ácido contra la dirigencia política. Entendía que el problema que lo movilizaba hacia la Comuna no era escuchado por nadie, y clamaba por una solución al drama laboral por el que estaba atravesando.

Cuando se temía lo peor y algunos se preparaban para los golpes, Laserna se recompuso y pidió pasar a un Cuarto Intermedio ante el caríz que tomaban los hechos.

Fue entonces que una Secretaría de Diego Garciarena se acercó a Palomeque (mientras la ex docente De Benedetto furiosa de rabia y al límite de su equilibrio emocional, se retiraba denostando contra toda la dirigencia) y lo invitó a pasar a las oficinas del ayer titular del HCD.

Se sabría luego que el propio Garciarena lo escuchó atentamente ( algo que nadie había hecho en Acción Social) y le solucionó ( en parte) el problema, logrando que el desesperado vecino de tranquilizara, y se retirara en paz desde el Recinto Deliberante.

Comentá la nota