El escándalo de los cheques: Mengo tendrá que aportar $600 mil para quedar libre

El juez Ochoa lo procesó pero, a la vez, le dictó la excarcelación bajo caución. El empresario, acusado de ser el cabecilla de la asociación ilícita fiscal, pondrá como garantía un country de su propiedad.
Ati­lio Men­go es­tá a ho­ras de re­cu­pe­rar la li­ber­tad. El em­pre­sa­rio, que es­tá acu­sa­do de en­ca­be­zar la ban­da que re­clu­ta­ba a in­di­gen­tes pa­ra eva­dir im­pues­tos del cam­po, fue pro­ce­sa­do ayer por el juez fe­de­ral Car­los Ochoa que, a la vez, le dio la opor­tu­ni­dad de es­tar li­bre du­ran­te el pro­ce­so. Pa­ra de­jar la cár­cel, Men­go de­be­rá ofre­cer una cau­ción real de 600 mil pe­sos, la mis­ma ci­fra que se fi­jó pa­ra la abo­ga­da Ma­ría Pía Car­do­so cuan­do fue ex­car­ce­la­da.

Cuan­do fi­nal­men­te Men­go ca­yó de­te­ni­do, des­pués de es­tar pró­fu­go cin­co me­ses, el juez Ochoa te­nía tres po­si­bi­li­da­des: dic­tar el so­bre­sei­mien­to, la fal­ta de mé­ri­to o el pro­ce­sa­mien­to. Con las prue­bas que se re­co­gie­ron en la in­ves­ti­ga­ción, el ma­gis­tra­do op­tó por la ter­ce­ra al­ter­na­ti­va. Así, la si­tua­ción del em­pre­sa­rio de Río Ter­ce­ro se agra­vó con la de­ci­sión de Ochoa.

Sin em­bar­go, los abo­ga­dos de Men­go, Héc­tor Vi­lle­gas Nin­ci y Ju­lio De­he­za, te­nían co­mo prio­ri­dad de­vol­ver­le la li­ber­tad a su clien­te. Ayer, cuan­do co­no­cie­ron la no­ti­cia, res­pi­ra­ron ali­via­dos.

La se­ma­na pa­sa­da, la Cá­ma­ra de Ca­sa­ción ha­bía anu­la­do el fa­llo que re­cha­za­ba la exen­ción de pri­sión pa­ra el pro­pie­ta­rio de las em­pre­sas FLG y Soy­beans. En su re­so­lu­ción, de­ter­mi­nó que la Cá­ma­ra Fe­de­ral de Cór­do­ba, for­ma­ra un nue­vo tri­bu­nal que dic­ta­ra una re­so­lu­ción con res­pec­to a Men­go que res­pe­ta­ra el cri­te­rio es­ta­ble­ci­do por Ca­sa­ción. Ese trá­mi­te for­mal po­día sig­ni­fi­car pa­ra el em­pre­sa­rio, al me­nos, 15 días más de alo­ja­mien­to en la cár­cel de Bou­wer.

Pe­ro, con el fa­llo de Ca­sa­ción en sus ma­nos, el juez Ochoa re­sol­vió la si­tua­ción del im­pu­ta­do y, si bien lo pro­ce­só por aso­cia­ción ilí­ci­ta fis­cal, a la vez dic­tó la ex­car­ce­la­ción ba­jo fian­za. Así, se acor­ta­ron los tiem­pos. Héc­tor Vi­lle­gas Nin­ci, abo­ga­do de Men­go, es­ti­mó que su clien­te re­cu­pe­ra­rá la li­ber­tad en­tre lu­nes y mar­tes, cuan­do se com­ple­ten los trá­mi­tes de la cau­ción.

El em­pre­sa­rio no apor­ta­rá di­rec­ta­men­te los 600 mil pe­sos si­no que pon­drá en ga­ran­tía La Jus­ti­na, un country que es­tá cons­tru­yen­do en Río Ter­ce­ro y que ya se usó pa­ra que sus hi­jas y su cu­ña­do, tam­bién im­pu­ta­dos en el es­cán­da­lo de los che­ques, pu­die­ran re­cu­pe­rar la li­ber­tad.

A par­tir de aho­ra, los abo­ga­dos de Men­go co­men­za­rán el pro­ce­so pa­ra ape­lar el pro­ce­sa­mien­to. Vi­lle­gas Nin­ci ma­ni­fes­tó que, sin du­das, tra­ta­rán de ha­cer caer el pro­ce­sa­mien­to pa­ra evi­tar el jui­cio.

“No­so­tros cree­mos que Men­go es ino­cen­te. No hay prue­bas que lo vin­cu­len con las ma­nio­bras que es­tá in­ves­ti­gan­do el Juz­ga­do. De to­das for­mas, por el mo­men­to es­ta­mos con­for­mes con la de­ci­sión del doc­tor Ochoa. Es una ac­ti­tud muy acer­ta­da que va en el sen­ti­do de prio­ri­zar la li­ber­tad del pro­ce­sa­do”, di­jo Vi­lle­gas Nin­ci.

Men­go, que es­tu­vo pró­fu­go du­ran­te cin­co me­ses, ca­yó pre­so en Men­do­za el 29 de ene­ro de es­te año. Pri­me­ro, fue alo­ja­do en la cár­cel de Río Cuar­to y, des­pués, tras­la­da­do a Bou­wer. Ha­ce 10 días de­claró an­te el juez Ochoa.

La se­ma­na pa­sa­da, el em­pre­sa­rio acep­tó ha­blar con es­te dia­rio, que lo en­tre­vis­tó en Bou­wer. Ase­gu­ró que no co­no­ce a la abo­ga­da Ma­ría Pía Car­do­so ni a nin­gu­no de los de­más im­pu­ta­dos en la cau­sa. Ade­más, di­jo que la AFIP lo in­ves­ti­gó pro­fun­da­men­te y que ja­más pu­do de­ter­mi­nar ni un pe­so de deu­da.

Comentá la nota