Escándalo por un candidato del PRO que pide quemar una villa

Un candidato a concejal del PRO en la ciudad de Galves, Santa Fe, provocó un verdadero escándalo luego de pedir unirse entre vecinos para quemar una villa de emergencia de la ciudad: "Yo creo que la única opción que hay es unirnos entre ochenta, noventa, cien personas del pueblo, ir y prederlos fuego, quemarlos", opinó Julio Fornari ante las cámaras de un canal local, luego que delincuentes destrozaran el frente de su comercio.
Fornari, que ocupa el tercer lugar como suplente en la lista del PRO en las elecciones del próximo 27 de septiembre, señaló que esa, a su parecer, "es la única forma de que no crezcan. Si nadie hace algo van a seguir creciendo y estos son como las ratas, tiene crías todos los días. Yo voy al frente, si hay que prenderlo fuego, vamos y los prendemos fuego" no sin antes convocar a sus vecinos: "Espero que nos reunamos para prender fuego pronto a aquello".

Fornari, un médico veterinario de 58 años, contó a Perfil.com que su negocio (una armería en el centro de la ciudad) fue robado tres veces y que, reconoció el exabrupto: "Se me salió la cadena, dije una barbaridad que no tendría que haber dicho, con la cabeza fría jamás hubiese dicho esto". Al mismo tiempo, reconoció que muchos dirigentes locales - después de sus comentarios - "se sacaron las caretas y mostraron de qué lado estaban, se rasgan las vestiduras; le pegan a la lista del PRO".

Y es que tras sus dichos, la Defensoría del Pueblo lo denunció ante el INADI y desde la fuerza que Mauricio Macri lidera a nivel nacional evalúan por estas horas tomar algunas medidas ante las declaraciones: "No responden al pensamiento del PRO. Este no es el pensamiento del partido ni en lo provincial ni en lo nacional, ni es el pensamiento de los candidatos en Santa Fe que son más de 400", aclaró Marcelo Mainetti, vicepresidente del PRO santafecino, en diálogo con Perfil.com.

"Fue un exabrupto que nos tomó por sorpresa pero refleja, y esto es lo grave, el pensamiento de mucha gente", agregó. "Esta persona que ingresa como mucha gente en el PRO ni siquiera viene del mundo de la política, es médico veterinario y comerciante. Hace estas declaraciones en un momento de ofuscación pero son lamentables", dijo Mainetti.

Fornari, que tiene 36 años de profesión en la ciudad, dijo que si el partido busca desafectarlo ya "tienen mi renuncia en la mano, si molesto, me voy".

Comentá la nota