Escandalete en la comuna

General Acha (A) - La oficina y el pasillo de la secretaria privada de la intendente local María Elena García fue escenario el martes pasado de un escandalete de proporciones, que hasta incluyó presencia policial.
De acuerdo a lo que pudo saber El Diario, todo tiene que ver con las anteriores elecciones legislativas y una serie de "promesas de campaña" no cumplidas a un grupo de mujeres, relacionada con la repartija de subsidios, chapas y materiales de construcción.

El blanco de los insultos e improperios de todo tipo fueron la intendenta García y la directora de Asuntos Barriales, Roxana Muñoz.

"Lo peor o mejor del caso, según de que punto de vista se mire, el disturbio provocado le fue favorable a las protagonistas, ya que lograron sus propósitos... porque minutos después a ambas les fueron otorgados los prometidos subsidios", aseguró un testigo del incidente.

Comentá la nota