“Fue un error no consensuar”

El ex Banco Mundial cuestionó el modo en que el Gobierno apuró la reforma jubilatoria.

Según el economista estadounidense, conocido por sus críticas constantes a organismos internacionales de crédito como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, “el sistema de reparto previsional es el más adecuado en aquellos países en los que las instituciones funcionan”.

Defensor a rajatabla del crecimiento económico durante el gobierno de Néstor Kirchner, Stiglitz tomó distancia de los últimos anuncios y recomendó “respetar la elección de la gente por el sistema privado o dar opciones y fomentar la transparencia”. Al terminar su discurso sobre “la globalización y el cambiante panorama económico”, dedicó diez minutos a responder las preguntas de una audiencia de 2.000 personas interesadas en conocer su opinión sobre la estatización de los fondos de las AFJP.

“¿Qué piensa de la medida que tomó el Gobierno de terminar con el sistema de capitalización?”, preguntó un empresario que lo fue a escuchar ayer por la mañana al auditorio principal de ExpoManagement, organizado en el predio ferial de La Rural. “Entiendo que la medida no fue consensuada, algo con lo que no estoy de acuerdo. El Estado debería haber discutido el tema antes de tomar una decisión. Hace algunos años, en Estados Unidos, tuvimos un debate similar y finalmente se optó por un sistema mayoritariamente de reparto. Menos mal, porque después de la crisis financiera los actuales jubilados hoy no tendrían dinero”, respondió el economista.

Desde 2003, Stiglitz es el referente ecónomico del matrimonio Kirchner en el extranjero. Comparten las críticas a los organismos multilaterales de crédito y la convicción de que los planes impulsados por el Fondo Monetario contribuyeron en gran medida a generar la última crisis que vivió el país en 2002. Sin embargo, esta vez, el Nobel de Economía no se mostró en sintonía con las decisiones que tomó recientemente Cristina Fernández.

En medio de un enfrentamiento entre las AFJP y el Gobierno, Stiglitz dijo que “hay que escuchar a la gente”, en alusión a la decisión de la mayoría de los afiliados de las AFJP que el año pasado optaron por quedarse en el sistema de capitalización. “No hay confianza del público argentino por el sistema estatal”, opinó el economista y sugirió que el Gobierno debería “aumentar la transparencia para aclarar cuáles son los motivos de los cambios de política económica”.

Al ser consultado sobre la actual crisis financiera que afecta a la mayoría de las economías del planeta, Stiglitz pronosticó un panorama global “sombrío” y disparó contra el plan de rescate del sistema financiero que lleva adelante el presidente George Bush en Estados Unidos. “Es la crisis más grave desde la Gran Depresión. Esta recesión económica es el resultado de grandes errores financieros. Además, el plan es erróneo, tiene fallas y no será efectivo. Provocará una recesión más prolongada y profunda que si estuviera bien estructurado”, afirmó. Y recomendó a los gobiernos de los países centrales el diseño de estructuras regulatorias para “poner un cerco en torno al sector financiero e instrumentar una reglamentación amplia y transparente”.

Para Randazzo son los bancos versus los jubilados

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, consideró que la discusión en torno al proyecto oficial de eliminación de las AFJP es entre “los intereses de los bancos, que son dueños de las AFJP, y los intereses de los jubilados, a quienes el Estado va a proteger”.

“El sistema nacional tiene un fondo de garantía de 20 mil millones de pesos. Eso demuestra que el Gobierno ha sido prudente con el dinero de los jubilados. No existe ninguna razón para decir que el Gobierno intenta apropiarse de esos fondos. Lo que vamos a hacer es protegerlos de la especulación”, agregó el funcionario.

El ministro señaló que en el Gobierno “no queremos que los fondos de los jubilados estén en el exterior. Es algo que nos parece una tremenda injustica”.

Comentá la nota