Erradicar basural: llenaron 50 camiones de residuos

Según advirtieron desde la Secretaría de Servicios Urbanos, además de los carros que recogen escombros, ramas y basura y los arrojan en basurales clandestinos, muchos ciudadanos descargan grandes cantidades de residuos de vehículos particulares.
La limpieza de residuos, canales y terrenos baldíos ya generó gastos de más de treinta mil pesos a la Secretaría de Servicios Urbanos de la municipalidad. Esta semana, para erradicar un basural asentado en la calle Sarmiento, entre Chile y Guayaquil, se utilizaron cuatro camiones y una pala cargadora que debieron efectuar entre trece y quince viajes. Hacia otro sector de la ciudad, de un conducto de desagüe que se extiende por Amaro Galán a lo largo de mil metros, se extrajo casi un metro de tierra. Nunca se había realizado mantenimiento al lugar. Por otra parte, los sitios baldíos abandonados aumentan y con ellos, las malezas, los insectos y roedores.

“La semana anterior terminamos la limpieza del kilómetro dos y esta semana empezamos con el basural que se encontraba en calle Sarmiento, entre Chile y Guayaquil, en la costanera del Río Quinto y esperamos que se mantenga lo más limpio posible. Sacamos aproximadamente unos cincuenta camiones de basura. Estaban afectados cuatro camiones y una pala cargadora que hicieron un promedio de entre 13 y 15 viajes. Son camiones que contratamos directamente para eso y se destinaron unos treinta mil pesos”, detalló Darío Sacco, a cargo de la secretaría.

Según advirtió el funcionario, además de los carros tirados por caballos que recogen escombros, ramas y basura y los arrojan en basurales clandestinos, muchos ciudadanos descargan grandes cantidades de residuos desde vehículos particulares: “Hay gente que llega a arrojar residuos en camionetas particulares, pero en la Secretaría de Servicios Urbanos no tenemos la facultad de policía, esa facultad la tiene el CCCI, nosotros sacamos fotos y enviamos esas actuaciones para tratar de ubicar al titular y tratar de sancionarlo. En el caso de los carritos se complica porque no hay forma de ubicarlos, no tienen registro ni nada”, señaló Sacco.

Por otro lado, un tramo del acueducto que se emplaza por la calle Amaro Galán, que no se limpiaba desde hace años estaba obstruido por desechos y sedimentos: “Se hizo el desbancado y limpieza del canal de desagüe de la calle Amaro Galán, entre San Luis y Vicente Dupuy, unos mil metros hacia el este. No se encontró mayor cantidad de residuos pero no se había limpiado nunca, desde hace aproximadamente ocho años no se hace una tarea de mantenimiento. Se sacó toda la sedimentación, entre setenta centímetros y un metro de tierra.

Con respecto a las propiedades privadas que se encuentran en estado de abandono y que constituyen una molestia para los vecinos colindantes, Sacco explicó que muchas veces el municipio debe desmalezar los terrenos sin el consentimiento de los propietarios: “Lo que hacemos es aquellos terrenos que no se ha podido ubicar a los dueños y hay cierto peligro de que atente contra la seguridad de un barrio o sector de la ciudad, porque se encuentren alimañas o roedores, al no encontrar el dueño actuamos en cierta forma de oficio y desmalezamos”, puntualizó.

“En los últimos quince días hemos desmalezado cuarenta hectáreas aproximadamente en distintos puntos de la ciudad, por 25 de Mayo, avenida Los Álamos, en calle Pringles, Betbeder, entrada por ruta 8. En los barrios Güemes, San José, San Antonio, Las Mirandas, Colón y Altos del Oeste se ha hecho desmalezado de veredas. En algunos sectores como el barrio Inocencio Vega, al sur del Atte II, por su cercanía con el Río Quinto y en sectores que lindan con la costanera se han encontrado especies de roedores”

Comentá la nota