Ercira Paredes conformó un bloque unipersonal

"Quiero sacarme la mochila de un partido que nunca existió, ni hubo intención de que creciera en Comodoro Rivadavia", señaló quien ahora conforma el bloque unipersonal Vecinal Independiente.
Tal como había trascendido hace algo más de un mes, la concejal Ercira Paredes ratificó ayer que se alejó definitivamente del Provech (Proyección Vecinal Chubut) para conformar el bloque unipersonal denominado "Vecinal Independiente", que desde la tarde del martes es un hecho formal en el Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia. Afirmó que esto no significa que será oposición, pero que le permitirá obrar según su conciencia.

Pronta a desestimar versiones que hablaban de diferencias internas con su hasta entonces compañera de bancada Ana María Bonaguro, "con quien mantendré la buena relación que siempre hubo", dijo Paredes. Y radicó el fundamento de su separación en la representatividad del Provech, "sobre cuya dirigencia digo, con toda la responsabilidad que me cabe, que nunca hubo intención de hacer crecer al partido en Comodoro Rivadavia y descansó en el simple hecho de tener dos concejales que nunca fuimos ni siquiera consideradas", acusó para exhibir su disconformidad.

La concejal había sido tildada en más de una oportunidad como la "rebelde", en un Concejo Deliberante donde los otros dos bloques emitieron como bancadas votaciones uniformes en todos los casos, a excepción de las negativas de Laura Chiguay (PJ) y Adriana Casanova (PJ) en relación a la tasa de higiene urbana y el aumento de los municipales, de manera respectiva.

En cambio, Paredes quebró el voto del Provech en al menos cinco oportunidades (boleto de colectivo, impuesto inmobiliario y tasa de higiene urbana por citar sólo algunos ejemplos), sin contar sus apreciaciones en el recinto, muchas veces desde una visión diametralmente opuesta a la de su compañera de bancada.

NI OFICIALISTA NI DE OPOSICION

Mas allá de lo dicho, Paredes aclaró que la conformación de un bloque unipersonal no se traducirá necesariamente en una banca de oposición, ni más cercana a la Unión Cívica Radical.

Y explicitó en ese punto que la decisión de partir un bloque o renunciar al partido no reside en querer ser una oposición férrea ni tampoco en la pretensión de "ser una heroína", sino en algo más simple: "yo quiero seguir siendo Ercira Paredes, quien entró al Concejo con una trayectoria vecinalista y que en 2011, cuando me tenga que ir, nadie me tenga que cuestionar qué es lo que hice dentro del Concejo".

"Yo quiero estar tranquila con mi conciencia, quiero que el intendente sepa que no voy a ser oposición, simplemente voy a seguir poniendo los puntos que corresponden y diciendo lo que corresponde"..

Con los pasos formales ya cumplimentados, el cuerpo de representantes se organiza por estas horas en lo que hace a las cuestiones administrativas, que implican la novedad de la conformación de un cuarto bloque promediando la gestión. Y también en lo que hace al espacio, ya que por cuestiones obvias Paredes deja su despacho ubicado junto al de Bonaguro en el ala izquierda del Concejo y los cambios espaciales tendrán también su traducción en el recinto deliberativo, donde a partir de la próxima sesión deberá reubicarse la banca de la concejal.

Comentá la nota