Equipos volverán al hospital

(Gral. Acha) El director del hospital de esta ciudad, Juan Carlos Saliba, aseguró que "temporariamente" entregó a préstamo algunos equipos al Lucio Molas, de Santa Rosa. Simultáneamente, médicos y enfermeros colaboran ante la aparición de la gripe A y se capacitan para el trabajo en la terapia intermedia, cuya reapertura quedó postergada ante la pandemia que afecta a casi todo el país
De esa manera respondió a las sospechas que deslizaron hace unos días algunos concejales, que alertaron por el posible "vaciamiento del hospital", cuando los ediles tomaron conocimiento del traslado de equipos hacia la capital provincial.

Saliva, en diálogo con esta corresponsalía, afirmó que el hospital Padre Angel Buodo –a solicitud de la subsecretaría de Salud Pública– le prestó al nosocomio santarroseño dos respiradores y tres monitores multiparamétricos, que en la actualidad se encuentran ociosos en el centro de salud local. No obstante, aseguró que esos elementos volverán a General Acha una vez superada la presente epidemia por la Influenza H1N1.

Derivaciones.

Simultáneamente, se hace una derivación de profesionales, con casi una decena de personas. Ellas están temporariamente afectadas a prestar servicios en la atención de pacientes internados en el Molas. Se trata de seis enfermeros que alternadamente concurren a Santa Rosa durante un día, renovándose ese turno cada tres días. También hay dos médicos que atienden en Santa Rosa con una guardia de 24 horas dos veces por semana, dijo el funcionario.

Reiteró en ese sentido, que "tales derivaciones se hacen por el tiempo que demore esta emergencia", sin descartar que más adelante –de persistir la situación por gripe A– se vayan incorporando otros enfermeros, al solo efecto de capacitar más personal, que en el futuro podrá incorporarse a la terapia en General Acha.

Consultas.

Con referencia a los efectos de la gripe en esta ciudad, Saliba informó que reúnen entre cinco y seis consultas diarias promedio, las que son atendidas en el salón Las Cautivas y ocasionalmente en el propio hospital. Particularizó que de esa manera se establece un índice de enfermos, que tienen una atención "como si fuera gripe A", durante cinco días, al cabo de los cuales cesa el tratamiento.

Sin apartarse de la problemática, Saliba alertó a la población: "No confiarse que ya pasó porque la guipe sigue por un tiempo largo y la prevención es la manera más importante de contener este flagelo".

Pidió además a la comunidad evitar entrar en pánico e indicó que en esta ciudad la problemática no es significativa. "Estamos bastante bien, y no se incrementa la cantidad de enfermos, hablando de patologías comunes de la época". Luego dijo que desde hace unos días, en casos especiales, los enfermos bronquiales reciben un tratamiento similar a la gripe A, por una norma de prevención.

Aunque en forma individual, Saliba mostraba ayer algún problema de salud, minimizó su situación al decir: "Se trata de una congestión nasal, pasajera", con lo que suponía que superaría ese malestar en las próximas horas.

Comentá la nota