Equipos con golpe.

En un amistoso caliente y con pierna fuerte, Racing perdió 1-0 con Newell's. A la Acadé le falta gol, pero le sobra carácter. Los rosarinos también repartieron lindo.
No importa si el que está en cancha es el equipo titular o el alternativo. Racing tiene tanta voluntad, esfuerzo y marca como falta de gol y eficacia a la hora de llegar al arco rival. Ayer, en un amistoso ante Newell's, los que no viajaron a Mendoza para enfrentar a River tuvieron 69 minutos de fútbol que sirvieron para destacar el buen nivel de algunos y los serios problemas en el ataque. Chatruc, el de mejor pie y serenidad con la pelota, cada vez toma más protagonismo y ya sumó varios porotos en Mar del Plata, a la que llegó algo relegado por haber jugado poco en el torneo pasado y por no ser favorito de Llop. Franco Sosa, el más temperamental en la cancha, también rindió bien y hasta de volante derecho cuando el DT improvisó con tres en el fondo por la salida de José Shaffer, engripado.

¿Por qué se jugaron 69 minutos? En un partido tan caliente como la mañana marplatense, los últimos cinco descarrilaron lo que que venía tranqui. Unos 20 de hinchas de Newell's insultaron a Sosa, el tucumano respondió y el match tomó temperatura. Ni la madurez de Chatruc, que recibió una fortísima infracción de Cristaldo y no reaccionó, puso paños fríos. Antes, el lateral de la Lepra había recibido un manotazo en la cara (sin intención) de Sosa y todo terminó cuando Gonzalo Pérez discutió con Leandro Torres y luego se sumó Sosa. Ahí se armó un tumulto, varios compañeros separaron a los players y, a diferencia del incidente entre Paparatto y Pavlovich, todo terminó en paz y con varios jugadores charlando cuando las pulsaciones bajaron.

La victoria 1-0 del equipo rosarino, por gol en contra de Peppino en el inicio, es casi una anécdota. Lo que sigue inquietando a Llop es la falta de un goleador y de alguien que lo pueda asistir. Quizá lo bueno pase por la actitud de un equipo que, con poco recambio, riega, generoso, sudor.

Comentá la nota