Un equipo de peritos ya trabaja en la planta de OSSE

Cuatro expertos de la Facultad de Ingeniería investigan las causas del accidente que dejó al 10% de la ciudad sin agua. En quince días ya tendrían los primeros resultados. Pulti volvió a descartar la hipótesis del sabotaje.

Un equipo de especialistas de la Facultad de Ingeniería ya comenzó con los peritajes en la planta de Obras Sanitarias para determinar cuáles fueron las fallas que dejaron al 10% de la ciudad sin agua durante cuatro días.

Los peritos recorrieron el miércoles pasado las instalaciones ubicadas en la plaza Mitre y ya recibieron los primeros informes oficiales con fotos y videos del accidente. Además están analizando información de los bomberos sobre las maniobras de los buzos para frenar el avance del agua, la base de datos y los libros de guardia de Obras Sanitarias. "Esta es una primera etapa, después vamos a pedirle un estudio de análisis de riesgo para tomarlo como base para todas las instalaciones", sostuvo el presidente de OSSE, Mario Dell'Olio.

El equipo de especialistas lo integran cuatro peritos de la Facultad de Ingeniería. Dos son expertos en análisis de circuitos eléctricos, uno en análisis de causas mecánicas y el restante en causas de raíz. LA CAPITAL pudo averiguar que la hipótesis de un atentado está casi descartada. "Después de la primera inspección, no hay evidencia concreta que eso haya ocurrido. Pero hay que esperar", confió uno de los especialistas, que pidió reserva.

- ¿Cuándo se habla de accidente se puede pensar en una falla humana?, le consultó LA CAPITAL

- Nosotros no hablamos de accidente sino de incidente. De todas maneras, la ingeniería está bien desarrollada pero no es infalible. Muchas veces las condiciones cambian y aparecen modos de degradación impensados.

Después de la inundación de la planta, el comité de crisis resolvió fotografiar y grabar el estado en que quedaban las instalaciones. Esta decisión simplificó la tarea de los peritos porque no se perdió información. "Encontramos un buen caudal de datos y buena predisposición de la gente", aseguró el especialista. Pero aclaró: "En este tipo de casos, lo que la gente recuerda es la primera impresión. En general, el resultado del análisis suele no coincidir con las primeras informaciones".

Los peritos darán como resultado un informe técnico, donde no se determinarán responsabilidades de funcionarios o empleados.

La hipótesis del sabotaje

En su última edición, la revista Noticias volvió a instalar la teoría del sabotaje. Los motivos: una operación ejecutada por la SIDE y encargada por el kirchnerismo para convencer al intendente que se presente como candidato a senador provincial por la Quinta Sección Electoral.

La investigación periodística asegura que un operador del gobierno le dijo a Pulti que "se atuviera a las consecuencias si no aceptaba". Y menciona como fuente a un hombre cercano al intendente que habría filtrado a la prensa las presiones oficiales.

Pulti reconoció, en un breve diálogo con LA CAPITAL, que está al tanto de lo publicado. Pero evitó polemizar con la revista. De todas maneras, volvió a negar la hipótesis de un sabotaje. "Un posible boicot lo descartamos en las primeras horas del hecho. Si alguien lo hubiera querido hacer, hubiese puesto en riesgo su propia vida". Y amplió: "En el lugar había tres operarios con 25 años de antigüedad y sin ninguna relación con la Provincia y la Nación".

Además, el intendente aseguró que desde un primer momento se determinó que la solución del problema demoraría 96 horas porque había indicios firmes de lo que había pasado.

La crisis

En la madrugada del primero de mayo, tres operarios de OSSE que estaban de guardia en la planta ubicada en la plaza Mitre sintieron temblores en la sala de máquinas. Cuando fueron a ver lo que pasaba, escucharon una explosión y el agua empezó a inundar el lugar. Sólo llegaron a cortar las válvulas y la luz. Después tuvieron que escapar.

En pocos minutos cinco millones de litros rebalsaron el lugar y el 10 por ciento de la ciudad se quedó sin el servicio.

En el primer día de crisis, se puso en marcha un operativo de emergencia que llegó a movilizar al Ejército para ayudar a los marplatenses y a los miles de turistas que habían llegado a la ciudad. Durante los cuatro días que duró el problema, se manejaron diferentes hipótesis: sabotaje, falla humana, negligencia y accidente fueron las más escuchadas. En dos semanas, los especialistas empezarán a develar qué pasó.

Comentá la nota