Un equipo multisectorial estudiará el informe ambiental para las obras de Agua Rica en la provincia

Un grupo de profesionales evaluará el estudio de impacto ambiental de las obras que la inminente explotación de Agua Rica realizaría en Tucumán. Se habla de un mineraloducto, una planta de filtro y secado y nuevas líneas de alta tensión. Integrantes de una ONG se concretaron frente a la Secretaría de Medio Ambiente para reclamar el rechazo a este emprendimiento. Denuncian que contaminará tres veces más que Minera Alumbrera y desconfían del Concejo Provincial de Economía y Medio Ambiente que dictaminará sobre el desembarco de la minera extranjera en Tucumán.
El Concejo Provincial de Economía y Medio Ambiente (CPEA) delegará a un grupo integrado por especialistas de diferentes áreas (privadas y públicas) la misión de analizar el estudio de impacto ambiental sobre las obras que la inminente explotación minera de Agua Rica (ubicada en Andalgalá, Catamarca) realice en territorio tucumano.

Así lo explicó uno de los jefes de distrito de la Dirección de Recursos Hídricos (dependiente de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente de la provincia, SEMA), Marcelo Lizárraga, a un grupo de integrantes de la Asamblea Socioambiental del NOA (Asanoa), que el viernes realizó una protesta frente a esa repartición en contra del megaproyecto minero.

“Ante la falta de capacidad técnica, se encomendará a profesionales de diferentes áreas un análisis del estudio de impacto ambiental de la empresa sobre el cual se elevará un dictamen técnico al CPEA”, explicó Lizárraga.

El informe para otorgar el apto ambiental necesario se centrará en las obras que la explotación minera podría realizar en suelo tucumano tales como un mineraloducto, una planta de filtrado y posiblemente líneas de alta tensión para abastecer de energía al yacimiento catamarqueño.

Lizárraga aclaró a los ambientalistas que el dictamen elaborado por el CPEA es de carácter vinculante para la Secretaría de Medio Ambiente y que, al estar la explotación en una jurisdicción ajena (territorio de Catamarca), la competencia del organismo estatal se limitará a las obras que Agua Rica pueda efectuar en Tucumán.

Ante esto, los militantes de Asanoa advirtieron que indefectiblemente la minera afectará tanto la provincia como toda la región. “Minera Alumbrera ya ha contaminado la cuenca Salí-Dulce mientras que Agua Rica causará un daño tres veces mayor. Se destruirá nuestro aire limpio y dañarán los ríos para siempre. Las aguas termales de los Nevados del Aconquija que permanecen entre Tucumán y Catamarca también quedarán afectadas”, explicó el ambientalista Matías Berkman al funcionario.

Comentá la nota