Y ya lo ve, y ya lo ve, es el equipo de José

Bonomi va a Interior, Astori será una especie de jefe de Gabinete y de ministro de Defensa designarían a un tupamaro.
José Mujica tiene casi listo su gabinete. Ayer su vice, Danilo Astori, confirmó un nuevo puesto clave del futuro gobierno uruguayo. El ingeniero agrónomo Tabaré Aguerre será el próximo ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, la cartera que ocupó Mujica durante el gobierno de Tabaré Vázquez. Astori también adelantó que el titular de Economía será, como estaba previsto, su hombre de confianza, Fernando Lorenzo. Aún quedan algunos ministerios por negociar entre las fuerzas del Frente Amplio (FA), pero el presidente electo ya prometió que tendrá listo todos los nombres para Nochebuena.

Varios de los principales líderes del FA se reunieron ayer por la mañana con el presidente electo y su vice para discutir la futura integración del gabinete del gobierno, que tomará posesión el 1º de marzo de 2010. Aguerre fue el gran consenso de la jornada. El técnico, considerado un frenteamplista independiente, es actualmente presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz y mantiene muy buenas relaciones con el sector de la caña de azúcar y el ganado.

Astori aprovechó la reunión de la mañana para confirmar la presencia de algunos de sus hombres de confianza en el segundo gobierno nacional del FA. Además de Lorenzo en Economía, el vicepresidente aseguró que Eduardo Bonomi, su mano derecha y ex ministro de Trabajo bajo el gobierno de Vázquez, será el próximo ministro del Interior. Sin embargo, el futuro vicepresidente ya adelantó que no se quedará en ese cargo durante los cuatro años. Posteriormente ocupará el Ministerio de la Presidencia, una cartera que Mujica espera crear por ley después de asumir. En ese cargo funcionará como jefe de Gabinete, vocero de la Presidencia y nexo entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo.

Como titular de la Cancillería fue designado Luis Almagro, ex embajador en China y otro asesor cercano de Mujica. El presidente electo también se habría garantizado las carteras de Educación y Cultura, y Defensa para su gente en el Movimiento de Participación Popular (MPP), la fuerza que nucleó a los ex guerrilleros tupamaros. Ernesto Agazzi, el dirigente que lo reemplazó en el ministerio cuando lanzó su candidatura presidencial, y el diputado Luis Rosadilla, respectivamente, fueron los dos nombres escogidos. Aunque aún no es seguro, el MPP también se podría quedar con Vivienda y Medio Ambiente, que estaría a cargo de Graciela Muslera.

Por su parte, el sector de Astori, Asamblea Uruguay, tiene que definir los ministros de Transporte y Obras Públicas, y Turismo y Deporte. Uno de los nombres que se baraja es el del senador Rafael Michelini, uno de los promotores de la primera hora de la candidatura presidencial de Astori.

Las dos fuerzas minoritarias del FA, el Partido Socialista y el Comunista tienen reservado un ministerio cada uno. El primero se quedaría con la cartera de Salud y la recomendada es la senadora Mónica Xavier, una reconocida militante a favor del aborto. A los comunistas, en tanto, les tocaría el Ministerio de Desarrollo Social y el nombre que más suena es el de Ana Olivera. Aún quedan por discutir los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social; de Industria, Energía y Minería.

Antes de meterse de lleno en la distribución de cargos, Mujica había realizado una ronda de reuniones con los principales líderes de la oposición. La última fue el viernes con su ex rival electoral, Luis Alberto Lacalle, quien salió del encuentro lleno de elogios. "Me dijo que quiere que algunos temas tengan la ancha base de sustento que le puede dar la participación de otros partidos", señaló el líder blanco. Antes que él, le había tocado el turno al dirigente colorado Pedro Bordaberry, hijo del dictador preso por su responsabilidad en los crímenes del régimen de facto, y el líder del Partido Independiente, Pablo Mieres.

Ahora le toca el turno a los correligionarios. Mujica tiene menos de tres semanas para utilizar su carisma sobre sus compañeros de coalición y lograr construir un gabinete, que deje contentos a todos.

Comentá la nota