EPRE: cargo clave en manos de Gioja

Ya está abierta la inscripción para participar en tal vez el concurso público más importante de la provincia para ocupar un cargo en un organismo de control.
Se trata de la presidencia del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE) que, si bien no forma parte del Gobierno, representa un estratégico espacio de poder en el control de la energía eléctrica y en cuya designación pesa sobremanera la voluntad del gobernador. El organismo está encargado del ajuste de tarifas eléctricas a futuro y es el que establece y cobra las multas por problemas en la prestación del servicio tanto a Energía San Juan como a la Distribuidora Eléctrica de Caucete, las dos empresas encargadas de ese servicio en la provincia.

Luego de una etapa de inscripción y de la tarea de una comisión evaluadora que elaborará una terna, la palabra la tendrá José Luis Gioja, quien mandará el nombre del elegido a la Cámara de Diputados. Allí se descarta la aprobación por simple mayoría de los votos porque el oficialismo tiene mayoría.

Actualmente la presidencia del organismo está a cargo de Jorge Rivera Prudencio, quien viene desde diciembre de 1997 y su actual mandato termina en el 2010. Se trata de un hombre con muy buena llegada a Casa de Gobierno y que no tiene ningún impedimento legal para presentarse a la reelección. Consultado ayer si se anotará para repetir por otro período de 6 años, respondió que "no voy a hacer ninguna manifestación sobre el concurso. Hable con las autoridades". Pero, según fuentes calificadas, tiene previsto ir por la reelección.

Según dijo ayer Daniel Campos, secretario de Servicios Públicos de la provincia, y encargado de coordinar el concurso, para el próximo 18 de noviembre ya debería estar definida la terna para elevársela al gobernador Gioja. El propio funcionario es suplente del tribunal evaluador, por las dudas alguno de los miembros tuviera inconvenientes para participar (ver aparte).

El último concurso para cubrir una vacante en el organismo tuvo lugar entre abril y mayo del año pasado. Fue para los cargos de vicepresidente y vocal del EPRE, que al final quedaron en manos de Oscar Trad e Isabel Romero, respectivamente.

Esa vez, los aspirantes habían sido inicialmente 17 profesionales y tras el concurso de antecedentes y oposición, la junta evaluadora conformó una lista con los seis que mejor calificaron. Los nombres llegaron a Casa de Gobierno en una lista única y Gioja los definió. La Cámara de Diputados sólo ratificó la decisión del mandatario.

Comentá la nota