"En épocas crispadas hay que bajar un cambio"

La ministra de la Corte llamó a moderar los reclamos para endurecer las políticas contra la delincuencia. Scioli despidió al policía asesinado.
Ante el conmovedor despido del oficial Aldo Garrido, la ministra de la Corte Suprema de Justicia, Carmen Argibay, pidió “bajar un cambio" para evitar reclamos de endurecimiento en las políticas contra la delincuencia.

Argibay dijo que frente a la "crispación" que vive la sociedad, que en medio de la crisis padece un aumento de la inseguridad, hay que parar la pelota, en particular a los vecinos de San Isidro. La sociedad debe "ser un poco más tolerantes" frente a las reacciones que generan hechos de violencia, como por ejemplo, el asesinato del policía Garrido durante un asalto a un local de ropa.

En diálogo con radio Mitre, aseguró que el reclamo de Néstor Kirchner al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, para que acelera una “limpieza en la policía” no es una tarea “fácil" y debe ser "materia de técnicos".

Scioli se entrevistó con los familiares de Garrido en la sala de velatorio de la cochería Paraná en San Isidro. El mandatario dijo ante los periodistas presentes que llegó hasta allí para "despedir a un policía ejemplar". Y afirmó que "tenemos avances en la lucha contra toda forma de delito, pero mientras ocurran estas cosas, no podemos darnos por satisfechos nunca".

Scioli señaló que Garrido "honró el uniforme y dignificó la figura del policía de la esquina", y que "su sacrificio nos inspira". "Hoy su barrio lo llora, pero su cobarde y brutal homicidio no nos hará retroceder como sociedad en la lucha contra la inseguridad", remarcó Scioli.

Por el homicidio del teniente de la Policía Bonaerense, una pareja fue detenida en la pasada medianoche en la localidad bonaerense de Pablo Podestá, mientras que otra persona de la que no tracendió la indentidad también fue apresada por el caso. Los dos primeros son Néstor Luque y Débora Acuña, ambos de 29 años, a quienes les secuestraron dos armas, un revólver calibre 32 y la pistola reglamentaria de 9 milímetros que le sustrajeron al policía asesinado.

Comentá la nota