EPEN llamará a inversores para una microcentral en Angostura.

Se propone reacondicionar e instalar nuevas usinas en ríos y arroyos en el interior de toda la provincia. Las empresas podrán aprovechar las nuevas tarifas y beneficios fiscales. En el caso de Villa la Angostura abastecerá también a Villa Traful y se establecerá sobre el Arroyo Catarata, con una potencia estimada de 2.700 kw, y otra más pequeña en el arroyo Pereira I para el Paso El Rincón de 60 kW.
El Ente Provincial de Energía (EPEN) llamará a inversores privados para la rehabilitación de centrales hidroeléctricas en desuso y la construcción de nuevas generadoras de energía “limpia”, con el fin de inyectar más energía al sistema eléctrico interconectado nacional –que vio superada su capacidad de provisión en varias oportunidades- y generar empleo de mano de obra en el interior de la provincia.

Se trata de ocho centrales en desuso que serán rehabilitadas y once que están en proyecto para su construcción. De las existentes, la ubicada en el casco urbano de San Martín de los Andes es la que cuenta con mayor grado de avance en cuanto a reparación. El EPEN invirtió 80 mil pesos en obras civiles en el edificio existente, y ahora se está trabajando en la reingeniería de los equipos eléctricos y mecánicos.

El presidente del EPEN, Alejandro Nicola, explicó que esta tarea fue impulsada por el acuerdo firmado en septiembre pasado por el organismo y la secretaría de Estado de Recursos Naturales, que es órgano de control, en este caso, del aprovechamiento de los cursos de agua.

Las centrales que se pondrán a consideración para su rehabilitación están fuera de servicio “porque a medida que el EPEN fue haciendo obras de interconexión se fueron desconectando del sistema”, explicó Nicola. “La crisis energética del país en los últimos años hace que sea necesario aprovechar todas las posibilidades de provisión de nueva energía. En esa línea de trabajo la generación de energía eléctrica limpia, a partir del recurso del agua, es bienvenido. Aunque sean centrales muy chiquitas la suma de todas puede ser positiva”, agregó.

Esa energía “limpia” es la producida por centrales que no son alimentadas por sistemas a base de combustibles como el fueloil o gas, que también tienen problemas de abastecimiento y de altos costos. Nicola resaltó esa característica no contaminante y renovable de estos proyectos en pequeña escala, además de que se generará empleo en el interior de la provincia mediante la contratación de mano de obra local. Además, la inversión privada servirá para modernizar y poner en uso instalaciones obsoletas.

Precios más cercanos a los costos de generación

En este caso, la energía extra que generarán estas centrales será vendida también al mercado mayorista, pero por tratarse de una provisión nueva su precio será superior al que se paga actualmente. Esto se encuentra previsto en la ley nacional 26190, que otorga facilidades y subsidios a la generación con energías alternativas y la resolución de la secretaría de Energía de la Nación Nº 220/07, que habilita a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa) a reconocer los costos en nuevos contratos de venta de energía, siempre que esto sea autorizado por la Secretaría.

Nicola confió en que el precio diferencial será tentador para los inversores, que podrán ver recuperada la inversión en menos tiempo que el que se necesitaría si se tratara de los precios regulados.

“Concretamente estamos en tratativas con Cammesa para ver qué señal de precio le podemos dar a esta convocatoria, porque la idea es firmar un contrato de venta de toda la energía a Cammesa. De acuerdo a la resolución 220 se nos permite hacer un contrato de venta de energía en dólares, y lo que repaga ese valor de venta es la inversión y los costos operativos”, indicó. Para la provincia, en cambio, el costo de compra de energía para su distribución a través del EPEN no se verá incrementado.

Las centrales proyectadas

Las centrales de mayor magnitud y que están en proceso de relevamiento para su rehabilitación son la mencionada de San Martín de los Andes, de 400 kW; Aluminé, de 340 kW, y Butaco (en el arroyo homónimo, entre Buta Ranquil y Barrancas), de 280 kW.

Están en proyecto de rehabilitación también la de Caviahue, de 450 kw; Campana Mahuida, de 150 kW; El Manzano (Huinganco), de 200 kW; La Fragua, de 130 kW; y Santo Tomás, de 60 kW. En cuanto a las nuevas, se espera poder construir las centrales Aluminé 2, de 3.500 kW; Arroyo Catarata (Villa Traful-Villa La Angostura), de 2.700 kW; Central del Lago (Aluminé), de 2.500 kW; Cuyín Manzano, de 250 kW; Arroyo Mendoza (Pino Hachado), de 55 kW; Moquehue, de 250 kW; Nahueve, de 4.000 kW; Arroyo Pereira I (Paso El Rincón, Villa La Angostura), de 60 kW; Roblecillos, de 200 kW; San Martín I, de 3000 kW; y San Martín II (sólo si no se hace San Martín I), de 2.000 kW.

La más importante de ellas es la que se prevé ubicar en Nahueve, por la capacidad operativa que podrá tener. “Se podría instalar allí una central de 4 megavatios; al norte neuquino le vendría muy bien que pudiera estar eyectando energía entre Las Ovejas y Andacollo”, evaluó el titular del EPEN.

Comentá la nota