Epec elimina la tercerización de servicios

El gremio había solicitado que la empresa provincial reasuma las tareas hoy a cargo de firmas contratistas. El desplazamiento será gradual e implica sumar personal y vehículos.
La Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) prescindirá de los servicios prestados por las más de 20 firmas que actualmente tienen a su cargo la ejecución de parte de las tareas y servicios brindados por la distribuidora a sus usuarios.

La decisión llegó luego de una reunión que mantuvieron los directivos de la empresa provincial con representantes del Sindicato Luz y Fuerza, en la que se convino la culminación gradual de la tercerización de los servicios, en respuesta a una histórica demanda de los trabajadores que solicitaban retomar el control sobre la totalidad de tareas y servicios que presta la distribuidora.

El argumento esgrimido por el sindicato y aceptado en buena medida por la empresa radica en el sobrecosto que implica la tercerización de los servicios que naturalmente deberían realizar los trabajadores de la misma. Según fuentes gremiales, Epec podría ahorrarse entre el 15 y 20 por ciento del presupuesto destinado a los servicios prestados por terceros si éstos estuvieran a cargo de los propios empleados lucifuercistas.

Actualmente son más de 20 las firmas con contratos con la Epec, que realizan distintas tareas como la construcción, mantenimiento y explotación de redes de baja y media tensión; y la colocación de medidores. La idea es que queden desafectadas de sus obligaciones a medida que se venzan sus respectivos contratos.

Vale señalar que la eliminación de los trabajos prestados por terceros implica la incorporación de personal, la renovación de la flota vehicular y mayores insumos, aunque todavía no está claro el detalle de los mismos (desde el gremio y la empresa trabajan en determinar la cantidad de empleados nuevos que deberían sumarse).

Por lo pronto, se trabaja solamente con el personal de la Epec, buscando optimizar la capacidad operativa; la incorporación de nuevos empleados se concretaría en una segunda etapa.

La inquietud del gremio por terminar con la tercerización de los servicios (para el sindicato se trata de una forma encubierta de privatización) en pos de mejorar el desempeño de las cuadrillas a cargo, surgió hace tiempo y fue tomando forma en distintas reuniones mantenidas con delegados y jefes de los sectores involucrados. En ellas se puso a consideración una serie de informes que daban cuenta de irregularidades detectadas en los trabajos tercerizados, como por ejemplo la colocación a 60 cm de profundidad de un cable que debería ubicarse a 1.20 m, "lo que generará problemas a futuro, ya que la instalación durará menos tiempo", sostiene el gremio.

Antecedente

La conclusión de los trabajos realizados por terceros tiene como antecedente lo que sucedió a medidos del año 2005 con la lectura de medidores. En aquella oportunidad, la Epec aprovechó la finalización del contrato con la empresa Ema Servicios SA para la lectura de medidores a grandes consumidores para dar por finalizada la relación contractual con la empresa. A partir de ese momento, la tarea volvió a ser desempeñada por los trabajadores de Epec, que tres años antes habían asumido la responsabilidad sobre la lectura de medidores a clientes residenciales.

La medida fue adoptada por los directivos de la empresa estatal luego de conocer los resultados de una auditoría, en la que se detectaron una serie de irregularidades en la tarea prestada.

La lectura de medidores a cargo de empresas privadas comenzó en el año 1998, cuando durante la gestión de Ramón Mestre se decidió avanzar en el mecanismo de la tercerización.

Comentá la nota