Enzo Herrera hundió a Alegre, Fochi y los Vittar

El hombre de confianza del ex intendente declaró por espacio de siete horas y dijo que Julio Alegre era propietario de nueve empresas que contrataban con la comuna.
Explicó ante el juez el método usado para enviar dinero a Punta del Este. Una de esas operaciones fue de $500 mil a través de una financiera llamada Maguitur, con sucursal en la provincia de Tucumán.

En su declaración de ayer, el ex proveedor, Enzo Herrera, aportó importante información para la causa en la que se investiga una millonaria defraudación contra la comuna capitalina durante la gestión del ex intendente, Julio Alegre, de quien dijo que era propietario de nueve empresas que contrataban con el municipio.

El hombre de "confianza" de Alegre también hundió a Gustavo Alegre Vega (hermano del ex intendente) y a los escribanos Cecilia Vittar (ex pareja de Julio Alegre) y Alejandro Vittar.

Su testimonio, ante el juez del Crimen, Juan Vignolo se extendió por espacio de siete horas, y develó cómo se conformaron las empresas, quiénes eran sus socios, los testaferros y cómo se enviaban miles de pesos hacia Punta del Este.

Herrera contó que la primera empresa que constituyó con el ex intendente, denominada La Productiva del Norte, "se firmó en el Salón de Acuerdos de la Municipalidad" en presencia de Gustavo Alegre y del escribano Alejandro Vittar "quien llevó el libro de registro". Contó que la empresa se integró por él y por "David Drube, según figura en el contrato social, ahí también se firmó un contradocumento por el cual Julio Alegre se reservaba un 75% de la empresa".

Más adelante agregó que para cobrar la primera operación "se reunió con Oscar Farías por pedido de Julio Alegre" y que "el 2 5% del monto que percibía la sociedad la debía entregar al ex intendente". Pero a los dos meses, Gustavo Alegre le dijo que su hermano "necesitaba el ciento por ciento de esa operación y que si no lo hacía no trabajaría más con la Municipalidad". Por ello, se le habría entregado el ciento por ciento de lo cobrado a Alegre.

"Luego de estar en medio de esto me enteré que esa era la modalidad con la que se desempeñaban con el resto de los proveedores, o sea de la primera venta al municipio el ciento por ciento era para el intendente, bajo condición de no trabajar más con el municipio, por lo que recién en las posteriores ventas se iban a obtener los beneficios para los otros socios", expresó ante el magistrado.

Reparto

Respecto sobre la empresa La Mula, Herrera dijo que se desplazó de la composición accionaria a una persona de apellido Rízzolo "y la pasa a integrar Alejandro Vittar con el 50% y el otro 50% Julio Alegre, pero a nombre de Enzo Herrera. Mientras que por Alejandro Vittar figuraba su cuñado Maximiliano Pratto, quien vino por un mes con gente de Córdoba y después durante todo el tiempo la trabajó, administró y manejó Alejandro Vittar".

"Yo hacía las cobranzas solamente –le dijo Herrera al juez- pero Alejandro Vittar la administraba, separaba los gastos y lo que quedaba, la mitad era para Alejandro y la otra mitad era para Julio Alegre".

Manifestó además que "existía otra empresa denominada Dale" y que Gustavo Alegre Vega le contó que "el 50% de las acciones eran de Julio y el 25% de Alejandro Fochi y el otro 25% de Daniel Japaze, que esa empresa cobraba el ploteo (de los colectivos) a las empresas transporte dirigidos o pedidos por la municipalidad".

Sobre la empresa La Magda, Herrera expuso ante el Coria Vignolo que "el 50% de las acciones pertenecían a Julio Alegre, el 25% a Alejandro Fochi y el 25% restante pertenecía a Piatti. Conocía su existencia porque un día lo vi a Fochi en el banco dándole indicaciones a Piatti sobre ciertos trámites y Gustavo Alegre Vega me comentó como estaba conformada la sociedad".

Acerca de la firma San Lorenzo, remarcó: "Era de Alejandro Fochi y Julio Alegre pero no recuerdo la cantidad de acciones que poseían cada uno, era una empresa constructora. Había otra empresa de emergencias médicas de la cual no recuerdo el nombre pero sé que era de propiedad de Alejandro Fochi y de Julio Alegre, la cual era también prestataria de servicios a la municipalidad".

Transporte

También Herrera dio detalles de cómo habría sido la conformación de la empresa de transporte El Chumillero al señalar que primero le fue ofrecida una porción de la sociedad a él pero como estaba impedido por el Veraz le pidió a su ex pareja Nancy Moisés que figurara en representación de Julio Alegre. "Se conformó la sociedad entre Moisés, Tarchini, Albornoz e Iñiguez, la cual fue realizada en la escribanía Vittar quien estaba al tanto de toda esta operación de cómo y porqué se estaba conformando de esa manera y con esas personas", explicó.

Indicó además que al comenzar los allanamientos con respecto a la firma La Productiva del Norte "se hizo otra cesión con la propia escribana Cecilia Vittar a nombre de una doctora Gissela André" y que por ello Herrera quedó fuera de la sociedad.

"También estaba se encontraba la empresa Contenoa, la cual se encontraba conformada el 50% de Julio Alegre, 25% Alejandro Vittar y el 25% restante a Cecilia Vittar. Alejandro Vittar me comentó que se facturaba por 50 contenedores y sólo tenían 20", le dijo al juez.

En la declaración también indicó que "existe otra firma denominada Besi, la cual la había conformado Oscar Farías y era el 75% de Julio Alegre y el 25% restante era para la novia del hermano de Oscar Farías quien es empleado municipal del Obrador, de nombre Marta Medina".

Con relación al bar El Pinar, Herrera sostuvo que Gustavo Alegre le comentó que Julio "quería poner un bar en el Parque Aguirre porque había un proyecto de poner más bares en la zona y que una persona de apellido Abraham tenía la concesión para la explotación comercial de un bar. La sociedad se formó con el 50% para Alegre y el otro 50% para Abraham pero como Julio no podía figurar me pidieron que buscara a otra persona y es así que Nancy Moisés firmó el contrato, pero en ese mismo instante realizó la cesión de acciones para Julio Alegre, figurando sólo en la explotación sólo Moisés y Abraham, pero con un contradocumento a nombre de Alegre".

"Estas contrataciones y contradocumentos lo realizamos con la propia escribana Vittar o sea que ella estaba al tanto de esa sociedad y de la confección de un contradocumento a favor de Julio Alegre", le apuntó al magistrado.

Herrera además narró que en una oportunidad en la misma municipalidad hubo una reunión en la que "estaban presentes la escribana Cecilia Vittar, Alejandro Fochi y el contador Martín Federigi. Allí manifestó Alegre que el contador era una persona de experiencia ya que manejaba todos los negocios de Fochi y unas estaciones de servicio de otras personas y que se iba a hacer cargo del manejo contable e impositivo de Alesan (la firma que explota el negocio de ropa Side One)".

En su declaración, Herrera referenció que "la camioneta Ford 350, de super lujo, secuestrada en la finca de El Zanjón, le había sido entregada a Julio como parte de pago de una obra que había sido realizada a la municipalidad".

Comentá la nota