Enviar Enviar ComentarComentar Tuvieron que trabajar con todas las maquinarias e igual no alcanzó La última lluvia fuerte inundó la ciudad

Las fuertes precipitaciones que se vienen dando desde la noche del jueves, han producido varias anegaciones en distintos barrios de la ciudad, de la que no escapó tampoco el Centro.
Obras y Servicios Públicos trabaja en zonas anegadas por la lluvia desde el viernes, cuando comenzaron las tareas en los lugares en donde las intensas lluvias ocasionaron algunos inconvenientes a los vecinos. Informaron estos trabajos desde la Municipalidad.

En Evaristo Carriego y España se produjo un tapón en el desagüe pluvial lo que ocasionó que el agua inundara la zona. Desde la mañana, personal del Corralón Municipal estuvo trabajando con bombas para extraer el agua. Además se limpiaron los desagües y zanjas, despejando el camino para que el agua fluya con normalidad. De allí sacaron gran cantidad de basura (bolsas, plásticos, gomas) que contribuyeron al taponamiento.

En total, las manzanas afectadas fueron 5. A las 17:00, sólo quedaban 2 manzanas con agua, la cual entró en 5 casas.

Trabajó en el lugar una cuadrilla de zanjeos del Corralón Municipal compuesta de 20 hombres, con 3 atmosféricos que iban sacando el agua, más una hidro jet, un camión de Aguas de Zárate y una retroexcavadora.

El Subsecretario de Obras Públicas, Daniel Casadidio, explicó que en el barrio se llevan a cabo tareas de limpieza con asiduidad, y solicitó ayuda a los vecinos para mantener limpias las zanjas.

Por otra parte, Casadidio destacó que en el Bajo no se produjeron inundaciones y sólo hubo un anegamiento en la calle en donde se están haciendo obras de gas, que al advertirle a la empresa de la situación se solucionó a las pocas horas.

En el Viaducto, un paso que se inundaba con cada lluvia, sólo se juntó agua a la madrugada y que no impidió el paso de los autos.

Lluvia de alivio

De esta manera el Municipio informó a EL DEBATE el trabajo a destajo para paliar las dificultades de los vecinos en estos días en que la lluvia que todos deseábamos trajo alivio al pico de calor inusual en el mes de noviembre donde las térmicas superiores a 40º fueron record de hace más de 50 años.

Comentá la nota