Envalentonados, los radicales ya arman un menú de presidenciables

Envalentonados, los radicales ya arman un menú de presidenciables
Tomaron como un triunfo los resultados. Y dicen que afirman al Acuerdo Cívico.
Con la estruendosa salida de Fernando De la Rúa de la Casa Rosada sucedió la hecatombe. Después, sobrevendría la continua debacle. En las presidenciales de 2007 se presentaron como socios de la Coalición Cívica o de Roberto Lavagna. Pero los buenos números que obtuvieron en las legislativas de este domingo renovó notablemente el aire de los radicales, que ya piensan en hacer valer los resultados en función de los liderazgos que se juegan de cara a la elección nacional de 2011.

Por eso en los próximos días la UCR comenzará a engendrar movimientos de cara el nuevo mapa poselectoral, "siempre dentro del espacio del Acuerdo Cívico y Social", aclaró a este diario y a un reducido grupo de periodistas el jefe nacional de la UCR, Gerardo Morales. "Estamos contentos", señaló el senador jujeño a dúo, y café de por medio, con Mario Negri, uno de los hasta ahora jefes de campaña del ACyS.

Sin dudas, los radicales no quieren mostrarse eufóricos pero están dando brincos por su aumento notable en ambas cámaras del Congreso: de 14 a 18 bancas en el Senado, y de 23 a 43 en Diputados. Todos radicales, puros, cuentas, en base los primeros números que obtuvieron.

Por los bajo, dirigentes del partido salieron criticar a Elisa Carrió por su elección de Afonso Prat Gay como primer candidato a diputado en las listas de Capital. La lista obtuvo el domingo el tercer lugar. La líder de la Coalición Cívica, tercera en la lista para diputados, estuvo incluso a un paso de no obtener una banca. Así, no dudan esos dirigentes en destacar que la victoria en Mendoza fortalece a Julio Cobos para una pelea presidencial en 2011, mientras que la reciente performance de Carrió la debilita. Pero Morales -que habló ya dos veces desde el domingo con Cobos pero insiste en considerar que debe renunciar a la vicepresidencia para volver al partido-, considera al mendocino "tan presidenciable" como la chaqueña, como el gobernador Hermes Binner (socialista aliado al Acuerdo), y los reelectos Ernesto Sanz (senador por Mendoza) y Oscar Aguad (diputado, Córdoba), además de Ricardo Alfonsín, electo diputado este domingo. Negri también mencionó al propio Morales, quien ¿se sabe¿ busca gobernar su provincia. Es claro que de seguir todo viento en pompa para esta alianza, dentro de no mucho se intensificarán las internas en pos de liderazgos.

"Carrió se sacrificó en función de fortalecer el espacio nacional y es también nuestra candidata", apuntó el jefe radical, quien a lo largo de la campaña electora acompañó siempre a Lilita, como la nombraban ayer dirigentes y periodistas.

Por su parte, Negri explicó que el partido centenario venía de tiempos muy malos y que ahora comenzaba a estar en condiciones de ofrecer un "menú grande" de presidenciales, por lo que había que trabajar para fortalecer el Acuerdo. Ello sin dudas implica desde el vamos minimizar la derrota en Capital -ellos la niegan- y levantar la ganancia en el plano nacional, donde el ACyS es ahora primera fuerza opositora, y segunda minoría parlamentaria. "Nosotros ratificamos nuestra pertenencia al Acuerdo Cívico y Social que se termina de consolidar", agregó el jujeño. En la mesa de café de ayer, el presidente del comité UCR de Capital, Carlos Mas Velez, y el de la Provincia, Daniel Salvador, asentían.

Ayer Morales dijo que esperaban que de aquí a diciembre, cuando asumirán los nuevos legisladores, haya mayor participación y diálogo con el Gobierno. "Tienen que tener la vista en los resultados", dijo para luego remarcar que el Acuerdo Cívico y Social iba a trabajar para "contribuir a la gobernabilidad del país".

Y dijo que en el plano legislativo iban a trabajar por la derogación de la ley de superpoderes, sobre el Consejo de la Magistratura, por leyes de aliento al campo, y la gripe de influenza A.

Comentá la nota