Entró en vigencia el rescate a contribuyentes morosos

El Ejecutivo promulgó la Ley provincial 809, que pone en marcha una nueva moratoria dirigida a contribuyentes que tuvieron dificultades para cumplir con sus obligaciones fiscales, por efecto de la crisis económica y la recesión que se instaló durante la primera mitad del año pasado. El nuevo plan de regularización de deudas estará vigente por 60 días corridos, con posibilidad de prorrogarlo por otro plazo igual, si la Dirección de Rentas así lo considera.

Entró en vigencia el rescate a contribuyentes morosos

Nuevo plan para rescatar morosos.

RIO GRANDE.- Contribuyentes que tuvieron dificultades de cumplir al día con las obligaciones fiscales, sobre todo durante el primer semestre del año pasado, cuando más afectó la crisis económica y la recesión en la actividad comercial; podrán regularizar su situación con la Dirección General de Rentas, a través de una nueva moratoria que rige por ley 809 que fue promulgada por el Ejecutivo provincial.

El nuevo plan de pago rige por el término de 60 días corridos, a partir de su publicación en el Boletín Oficial. Como esto último ocurrió el 4 de enero, el plazo caducaría el próximo viernes 5 de marzo, aunque existe la posibilidad de prorrogarlo por otros sesenta días corridos, lo que llevaría a extender el mismo hasta el 4 de mayo, aproximadamente.

Este nuevo «Régimen de Regularización de Deudas», es amplio porque comprende la remisión de intereses, condonación de multas y cargos por notificación que hayan operado al 30 de junio del año pasado, cualquiera sea el estado en que el mismo se encuentre, incluso si existe causa judicial iniciada.

La ley indica que quedan excluidas del presente régimen, los siguientes casos:

a) Las deudas respecto a las cuales se haya formulado denuncia penal;

b) las deudas por retenciones o percepciones practicadas;

c) las deudas por recaudaciones realizadas bajo el sistema de declaración jurada mensual, correspondientes al Impuesto de Sellos;

d) las deudas por recaudaciones practicadas.

El acogimiento a este régimen, «implica el allanamiento llano y simple a la pretensión fiscal y la renuncia expresa de toda acción o derecho presente o futuro que pueda corresponder respecto de los tributos regularizados», como así el desistimiento, según corresponda, de todos los recursos en sede administrativa y en todas las acciones judiciales en trámite ante cualquier tribunal judicial del país.

Se producirá la caducidad del plan de pago, sin necesidad de notificación o interpelación alguna, cuando se incurra en mora en el pago de tres cuotas, aunque no sean consecutivas, por un lapso superior a los sesenta días corridos. En el caso que el plan de pago quede sin efecto se «producirá la pérdida total de los beneficios previstos en la presente ley».

En 150 pesos se fija el valor mínimo de la cuota a pactar en este nuevo plan de regularización de deudas.

Comentá la nota