Entró en vigencia la ley de emergencia laboral

En medio de la situación de crisis que se avizora en el sector, el Gobierno dejó promulgar de hecho la Ley 770 mediante la cual se aplicarán sanciones de quita de beneficios a las fábricas amparadas bajo el régimen de la 19640. Si bien la normativa se concibió para las textiles y plásticos, la ley dice que se puede ampliar a otros sectores.
El Poder Ejecutivo Provincial dejó promulgar de hecho (es decir por el paso del tiempo, sin vetarla), la Ley 770 por la cual se aplicarán sanciones a todas aquellas fábricas que despidan personal, mientras dure el estado de emergencia laboral en el sector, que rige por el término de 120 días.

Mediante decreto 2382/08, el legislador Manuel Raimbault, a cargo del Poder Ejecutivo, procedió a la promulgación de esta polémica ley, que no caerá nada bien en las industrias que están reclamando una serie de medidas para amortiguar la crisis que se avizora.

Si bien la normativa fue concebida especialmente para frenar despidos en el sector textil y de la industria plástica; el artículo segundo y tercero extiende la posibilidad de sancionar a las empresas de otros rubros, como el de las electrónicas, donde la incertidumbre comenzó a operar a través de la suspensión de personal y adelanto de las vacaciones.

La ley fue sancionada por la Legislatura el pasado dos de octubre y luego de transcurrir los treinta días hábiles que tiene el Gobierno para vetarla o ratificarla; desde el Ejecutivo no se pronunciaron expresamente por ninguna de esas dos alternativas, dejando que el paso del tiempo obligue a su promulgación, como directamente ocurrió.

La retención de las correspondientes certificaciones de origen, sancionadas con multas y pérdida de beneficios promocionales y fiscales; son algunos de los castigos que puede aplicar el Gobierno, en caso que de ahora en más las fábricas produzcan despidos de personal sin causa justificada.

En la ley se indica que es el Ministerio de Trabajo la autoridad de aplicación de la ley y se le delega «la facultad de ampliar a otras actividades, sectores o áreas que puedan corresponder» este tipo de sanciones.

Los casos que se verifiquen en violación a esta ley de emergencia, serán informados a la Comisión del Area Aduanera Especial «a los efectos de que suspenda la emisión de los certificados de origen correspondientes a los infractores».

Ley 770

es la que declara la emergencia laboral en el sector textil y plástico, que puede ser ampliada a otros rubros.

Comentá la nota