Entró en vigencia el control a la nocturnidad en Provincia

El gobernador bonaerense Daniel Scioli confirmó la semana pasada que a partir de hoy comenzaría a regir la flamante Ley de control de la nocturnidad en la Provincia, luego que se cumplieran todos los plazos legales establecidos tras la promulgación de la norma por el Poder Ejecutivo a principios del presente mes en curso.
Cabe recordar que el proyecto, aprobado por la Cámara de Senadores bonaerense, obliga a los locales a cerrar sus puertas a las 5.30 y autoriza a través de un "recurso extraordinario", previa aceptación del gobierno, a que se pueda extender hasta la 6.30.

El horario tope de ingreso a los locales bailables será a las 2 y el cierre a las 5.30 pero con una ampliación de una hora (6.30) por "razones estacionales" o "regionales". Además los comercios no podrán vender bebidas alcohólicas a partir de las 21 y mantiene en forma irrestricta la prohibición de la venta de bebidas energizantes en locales bailables.

La ley diferencia a los comercios nocturnos en dos rubros, uno incluye a "restaurantes, cantinas, cervecerías, cafeterías, bares, casinos, bingos, salas de juego y otros sitios públicos donde se desarrollen actividades similares"; mientras que el restante agrupa a los "locales bailables, confiterías bailables, discotecas, discos, salas y salones de baile, clubes, dancing, cabarets y boites".

Estos últimos deberán respetar tres topes horarios, podrán tener las puertas abiertas para admisión de personas hasta las 2 de la mañana; deberán finalizar la venta de bebidas alcohólicas a las 4.30 y tendrán que cerrar las puertas a las 5.30 con la excepción de agregar una hora más, previa autorización municipal.

En ese sentido, el primer mandatario destacó que "no quiero más chicos intoxicados en las guardias de los hospitales, no quiero más chicos peleándose, quiero una conducta que se diviertan, que vayan a bailar", dijo en su momento Scioli

Los establecimientos mencionados tendrán un plazo de 90 días, luego de la promulgación de la ley, para colocar en sus ingresos y egresos cámaras de seguridad "cuyo registro deberá ser preservado por el plazo de 60 días ante la posibilidad de ser requerido por las autoridades competentes".

Con el propósito de evitar el consumo de la denominada ‘jarra loca’, la nueva ley establece que tampoco podrán venderse bebidas en envases abiertos que superen los 350 mililitros de capacidad y nunca podrán expedirse "bebidas que por su fórmula se consideren energizantes y/o suplementos dietarios, durante el desarrollo de su actividad".

Para los menores de edad de entre 14 a 17 años se establece un sistema de matinée que incluye la apertura de los locales bailables a partir de las 17.30 y un horario de cierre de las 24 horas y habilita a padres y tutores a poder ingresar al local para constatar la presencia de sus hijos en el establecimiento entre las 17.30 hasta las 18.

Se prohíbe en todo el territorio bonaerense realizar concursos, y/o competencias cuyo objetivo o fin sea incrementar el consumo de bebidas alcohólicas" y de igual manera la modalidad de "canilla libre" en locales bailables, confiterías bailables, discotecas, discos, salas y salones de baile, clubes, pubs y bares.

Además se dispone que "las consumiciones de bebidas que correspondan a la entrada de los comercios mencionados en el párrafo anterior no podrán ofrecer más de una (1) bebida con alcohol".

Sin debate, los senadores también aprobaron el apartado de sanciones que establece multas de 5 mil hasta 30 mil pesos y clausura de 30 días para aquellos comercios que violen el tope de cierre, pena económica que se duplicará en los casos de reincidencia donde se dispondrá la clausura total.

Para los casos de ingreso de menores después de las 24 horas, la norma fija multas de 30 mil a 50 mil pesos y clausura definitiva del local.

También imponen castigos con arresto de 30 a 90 días para los comerciantes que vendan alcohol, aun en el horario que lo permite, a menores de 18 años y demoras –retenciones- para los conductores de rodados en los que se comprueben, mediante controles de alcoholemia, un alto nivel de intoxicación.

Las autoridades de aplicación de la norma serán la subsecretaría de Adicciones dependiente del ministerio de Desarrollo Social, el ministerio de Producción, la Policía bonaerense y las municipalidades.

Comentá la nota