"Si entro es porque el PJ habrá hecho su mejor elección".

Para Claudio Ricasoli, tercer candidato a concejal del Frente Justicialista para la Victoria, el objetivo de logra una banca en el Concejo Deliberante no es una cuestión inviable, pero sí "muy difícil". Es más, en declaraciones a La Verdad se animó a expresar que "no creo que se vaya a dar", en alusión a las posibilidades de acceder al cuerpo parlamentario.
Tampoco cerró la puerta de manera definitiva a dejar su cargo como director del Hospital Interzonal "Abraham Piñeyro", si es que efectivamente su fracción política alcanza la cantidad de votos que le permitan convertirse en edil del kirchnerismo: "Todavía falta mucho", señaló.

En el primer tramo del diálogo con este diario, Ricasoli anticipó que si llega al Concejo y continúa al frente del centro de salud, una de las alternativas sería "renunciar a la dieta como concejal".

"De eso ya hay antecedentes en Junín, dado que en su momento Cristina Tejo resignó esos haberes por ser jefa del Servicio Social del hospital. Entonces, como la de concejal es una carga pública, no se cobra el salario", recordó.

De todos modos, al ser consultado sobre la decisión que tomará si le toca asumir en la faz legislativa, apuntó que "aún falta para eso".

"A mi nunca me gustó contar los pollitos antes de que nazcan. Entonces, llegado el momento uno tomará la determinación que considere pertinente", aclaró.

A continuación sostuvo que el hecho de que un tercer candidato a concejal consiga entrar al Salón Rojo "significaría que el peronismo hiciera su mejor elección en Junín desde el año 1983 a esta parte, cosa que, con la cantidad de listas en danza y las opciones del electorado, no me parece que se vaya a dar".

"No lo veo inviable, pero hoy por hoy no me adelantaría a las circunstancias", se sinceró.

Un trailer para

la influenza A

El director del Hospital "Abraham Piñeyro" también se refirió a la instalación de un centro de atención de consultas para casos sospechosos de influenza A y dijo que hasta el momento "viene todo muy tranquilo".

"Lo que hicimos fue poner un consultorio externo, que es un trailer, para la atención de todos los casos sospechosos de influenza A. Con eso buscamos evitar la transmisión del germen, dado que el paciente no circula por los pasillos del hospital", detalló el médico.

Asimismo marcó que tal oficina "se abre en caso de necesidad" y destacó que "hasta ahora viene todo muy tranquilo en cuanto a consultas".

En los consultorios A, que están aislados de los convencionales, los pacientes aguardan ser atendidos con barbijos, evitando así posibles contagios en las salas de esperas.

El consultorio especial del hospital de Junín comenzó a funcionar la semana pasada en un trailer cedido por la Región Sanitaria III, que fue especialmente acondicionado para esta nueva función.

Para comodidad de los pacientes, el trailer está ubicado junto a la guardia del centro de salud.

Comentá la nota