ENTREVISTA - Ana Pechen, vicegobernadora del

ENTREVISTA - Ana Pechen, vicegobernadora del
Ante la propuesta de Néstor Kirchner de formar una alianza en el 2011, la vicegobernadora advirtió que un eventual proyecto deber estar basado en acuerdos programáticos y no en sumas electorales. Resaltó la buena relación con el gobierno nacional y respaldó la reelección del gobernador Jorge Sapag.
NEUQUÉN (AN).- A mitad de mandato, para la vicegobernadora Ana Pechen el balance de la gestión es positivo. Destacó la buena relación que establecieron con el kirchnerismo después de años de distanciamiento pero, ante el convite del ex presidente a ir juntos en 2011, sostuvo que el partido tiene historia propia, una firme inserción en la sociedad y, con profunda convicción, dijo que "el MPN nunca debe perder su identidad".

Señaló que la relación del gobierno neuquino con el nacional responde no sólo a una estrategia de buena convivencia, a estar más cerca o lejos según las circunstancias, sino también en los más elementales principios democráticos.

"Cristina ganó el gobierno por cuatro años con claridad, es su plan y hay que aceptarlo porque la ciudadanía lo votó. Entonces la conducta del gobernador es la de los partidos que deben acompañar al gobierno nacional en su proyecto. La democracia tiene normas y períodos y quien quiera cambiarlas debe hacer su propio programa, presentarse en la elección, ganarla y llevar adelante su programa de gobierno", sostuvo en la entrevista con este diario.

- ¿En la fórmula presidencial no parecer estar claro?

- No me parece que pueda atrofiarse de esa manera. No puede ser el vicepresidente, casi candidato de la oposición, seguir siendo el vicepresidente con el conjunto del FpV. Hay una gran confusión y no se le hace bien ni al país ni a los ciudadanos.

- ¿Sapag reelecto?

- Ha mostrado algunas cosas muy importantes. La recuperación de la paz social? Vivimos un fin de año sin situaciones violentas, con la gente en su casa.. Lo que no es poca cosa si miramos lo que fue hace tres años. Cuatro años es un tiempo escaso para gestionar un plan de gobierno y sobre todo cuando uno tiene casi todo un año perdido por la crisis que nos tocó vivir. Una cosa era planificar en una provincia que crecía al 8% anual y otra es manejarse con un país en crisis, casi en default. Pero es una decisión personal y como él dice las candidaturas no se postulan sino que se construyen.

- ¿Y usted?

- Mi futuro político está muy ligado al proyecto del gobernador. Lo he apoyado siempre, soy parte de un tiempo muy anterior de su proyecto político. El tiempo dirá, hablar de candidaturas hoy es muy anticipado. No comparto que 2010 sea electoral, debe ser de gestión y que aquellos que quiera postularse deben esforzarse en la gestión en 2010.

- ¿Tiene candidato para el MPN?

- No. El MPN tiene una característica, cuando hay elecciones en poco tiempo se moviliza, recupera su dinamismo. La democracia de hoy requiere de partidos que sean vigorosos y acompañen lo que sus gobernantes se comprometieron a hacer. Hay voluntad de mucha gente joven de renovar al partido, hay que darle la oportunidad.

- Habría varios.

- Jóvenes y no tan jóvenes. Están trabajando la hermana del gobernador, Luz, intendentes, Hay gente que quiere tomar la conducción y es saludable.

- ¿Jorge Sapag puede ser?

- Siempre ha sido muy cauto, preferió dedicarse a la función y no simultáneamente a la presidencia del partido. Lo comparto, pero todo depende de las circunstancias. Su figura encarna las expectativas de un sector para que sea el presidente, pero no sé si lo será. Hay que trabajar en las seccionales fuertemente y lo último es la presidencia de la Convención y de la Junta de Gobierno. Creo que hay que esperar la reforma política, porque podría implicar la reforma de la Carta Orgánica.

- ¿Sería junto a las internas?

- Por lo menos la discusión se está dando. No es una cosa rápida, requiere madurarla, pensarla. Aún si no es necesario modificarla, porque nosotros tenemos internas obligatorias para todos los cargos, hay que renovar la discusión y darle espacio a los jóvenes, que no lo han tenido y lo merecen.

- ¿Incorporaría las alianzas?

- Puede ser. No las descarto, en lo que difiero es en la calidad. Una sumatoria no hace una alianza. Me parece sí que hay necesidad de establecer un frente que aún con la individualidad de los distintos partidos, tiene un objetivo común y pueden conformar entonces una alianza.

- En el MPN hay disgusto por no llamar a internas.

- Es que en estos dos años fue excesivo ya que hubo internas y elecciones para diputados nacionales y concejales. No se puede tener tantas elecciones en el mismo año. Por eso se fue postergando. Si fue bueno o malo el tiempo lo dirá. Para el 2010 el MPN será un año electoral y será bien visto por los que querían la interna y están en la línea de largada.

- Cerró las sesiones con algunos desencuentros.

- Se generó una reacción mía porque no es esa la forma en que se trabaja habitualmente y creo que fue un falla en el establecimiento del horario (en referencia a la votación de ampliación de emisión de los bonos por 250.000.000 de dólares, resistida por la oposición y los aliados). En la actividad legislativa siempre aparecen chicanas, eso levanta los ánimos, con eso volvemos a la vieja política, la de la confrontación y no la de consenso. Esta Legislatura ha demostrado que tiene un nivel de respeto y de consenso altísimo. Más allá de la diferencias ideológicas, que en buena hora que existan.

- ¿Está encarrilado el debate legislativo?

- Hay que demostrarle a la sociedad que hay otra posibilidad, que no pasa sólo por la confrontación, que no es la única forma de avanzar en la política. Me interesa sobre todo, que traigo de mi tiempo académico, encontrar un punto para cambiar la educación. No quisiera irme de esta gestión sin hacer lo que no se puede hacer desde los claustros académicos y sí desde la política, que es firmar un acuerdo de largo plazo con todos los grupos políticos, sindicales, empresarios, religiosos.

- La educación es el eje.

- Lo que no arreglemos con la educación de los niños y los jóvenes no lo arreglará ni la justicia ni la policía. Y ese es mi gran desafío El año que viene lanzamos el foro educativo desde la comisión de educación. Están puestas muchas expectativas para no excluir a nadie en el diálogo, para que todos sepan que la verdad no es de nadie en particular sino de todos un poco. Lo que tenemos que construir es ese proyecto de futuro que nos ayude a salir de este pozo que nos produce inseguridad, desocupación, violencia y que no podemos controlar.

Comentá la nota