Entrevista a Manuela Domínguez

La candidata a concejal por el Acuerdo Cívico y Social habla de la campaña, sus ideales y la política en general. ¿Hubo alguna razón para comenzar la campaña recién ahora?
El tiempo de lanzamiento es treinta días antes del comicio; por eso nuestra campaña se inicia ahora.

¿Que te impulsó a ser concejal tras un buen trabajo en Promoción Social?

No sé si trabajé tan bien. Trabajé muy a conciencia, segura y acompañada por un grupo de trabajo excelente que comprendió lo que yo quería. Quienes estamos en esta tarea nos venimos preparando para cumplir un rol tanto en lo Ejecutivo como en lo Legislativo. De política venimos hablando siempre y me puso contenta que me propusieran ser concejal. Hablé con muchas personas, con mi familia y como para aventar dudas, con Estela (Lennon) que me recordó palabras de mi papá que me hicieron verlo frente a mí hablándome. Se me cayeron algunas lágrimas pero ese fue el empujón definitivo.

¿Qué esperas de la gente y qué les prometes?

Espero que la gente distinga más allá de las promesas, del dinero en subsidios, de las acusaciones respecto a que no hay gestión que manifiesta la oposición y vea que de este lado hay gente que trabaja y se preocupa realmente para mejorar la calidad de nuestro pueblo. Les puedo prometer- dinero seguro que no- pero sí mis ganas de hacer y de trabajar con la gente y para la gente. Los candidatos no lo sabemos todo. Vamos viendo y resolviendo en base a las necesidades de la sociedad y para esto nada mejor que trabajar en conjunto, escuchar las diferentes opiniones y lograr los mejores resultados.

¿Te molesta que otros candidatos hagan propuestas que habría iniciado tu gestión?

Si, en el momento me enojó mucho, pero al tranquilizarme me doy cuenta que a la gente no se la puede subestimar: sabe distinguir cuál es la realidad. Cierta oposición plantea que no hay gestión pero, qué casualidad, todo lo que mencionan como que lo hicieron ellos son trámites iniciados desde el Ejecutivo: ANSES, Escuela Técnica, Secundario de Villa Lía, viviendas, etc.

¿Cuál será el estilo de tu campaña?

Tiene un eje: conversar con la gente, así no puedo perder mi meta. Lo haremos con alegría y dedicación y confrontaré en lo que haya que confrontar con calma y en la medida que surja algún tema puntual, no mas que eso.

¿Pesa el apellido Domínguez?

Si, pesa mucho y creo que esto me lleva a redoblar mi compromiso y mi responsabilidad en la tarea política.

¿Te asustan los "aparatos"- provincial o nacional- y su despliegue?

No. Para nada. Es lo mismo que hacen acá pero en mayor escala: promesas de obras, subsidios, prebendas. Subestiman al votante.

¿Algún proyecto en mente?

Plan de Ordenamiento Territorial para ver cómo nos seguiremos desarrollando y como herramienta para el Departamento Ejecutivo. Trabajar en temas de la producción para contar con recursos propios, con nuestra cultura de esencia arequera- turismo, campo, artesanos -, viviendas para clase media, sin dejar de lado radicaciones industriales con parámetros acordes a nuestra idiosincrasia.

¿Queda algún tema pendiente en tu gestión?

El tema de viviendas para la clase media, lograr préstamos para materiales que la gente pueda devolver con cuotas accesibles, mejorar el nivel de cobranza en las instituciones educativas como el de la unidad sanitaria de Villa Lía, sobre lo que trabajamos en conjunto con el área de recaudación. Además, seguir mejorando el contacto con instituciones como iglesias, grupos de apoyo y comedores para poder extender la ayuda a más personas.

¿Que opinas de los créditos hipotecarios recientemente anunciados?

Creo que pueden ser útiles en la medida que la gente tenga buenos ingresos para demostrar. En realidad si pensamos en los valores del mercado arequero de las viviendas creo poco posible que se pueda poner en práctica. Sería fantástico, pero…

¿Te gusta el slogan que te presenta?

Creo que me representa muy bien. Soy otra generación con esencia y compromiso en la sangre.

Es humilde, simple, directa, tiene una particular manera de hacer política: trabaja mucho, no promete imposibles. Tiene un perfil muy arequero.

Se llama Manuela Domínguez, representa al Acuerdo Cívico y Social, tiene apellido ilustre y, según el lema, "la misma esencia y el mismo compromiso".

Comentá la nota