Entrevista exclusiva Castellano aseguró que San Isidro "va a continuar con este plan"

El concejal Carlos Castellano argumentó que el cerramiento de hormigón y alambrado en Villa Jardín "es una solución" de seguridad junto a una serie de acciones complementarias, y que si desde la provincia quieren impedirlo "tendrán que garantizar presencia policial".
El presidente del Bloque Vecinal San Isidro es Distinto, Carlos Castellano, aclaró que "no es un muro, es una separación que arma un camino lateral, colector, que va a permitir que aquellas personas que tengan que ingresar en la zona de Villa Jardín, no tengan que estar expuestos a una situación delictual muy fuerte que se venía dando en los últimos meses."

El concejal detalló que los delincuentes tomaban autopista Panamericana, o viniendo por el Camino del Buen Ayre accedían muy rápidamente a esta zona, y violentaron comercios, casas de familia, incluso hubo robos con tomas de rehenes."

El edil oficialista consideró que la iniciativa "es una solución que sumado a las cámaras que el municipio está instalando en ingresos y salidas del distrito, más distintas acciones que se van tomando mejorar la seguridad de este sector de vecinos, que es un sector de vecinos de barrios obreros, de comercios, de clases media, y media baja, para dotarlos de mejor seguridad, algo que debería ser brindado por la provincia o la Nación, pero que lamentablemente los municipios vamos buscando respuesta ante la inquietud de estos vecinos."

Consultado por InfoBAN respecto a la fuerte reacción que motivó por parte de las autoridades de San Fernando, donde inclusive el Deliberante realizó una sesión especial en la cual repudió la iniciativa, Castellano consideró que "El Intendente Amieiro seguramente pensó que esto tenía que ver con una separación de su municipio. Seguramente los vecinos del lado de San Fernando que tienen comercios o que viven de ese lado también han sido víctimas de permanentes hechos delictuales, es más era un tema de público conocimiento y una recomendación de vecinos de la zona de no tomar por esa calle después de esa hora porque quedaban expuestos a robos o situaciones de violencia."

En ese sentido consignó que "le recomendaría a Amieiro que haga algo parecido para buscar que los accesos a los distintos barrios de San Fernando no sean tan francos, que sino va a permitir que cualquier delincuente peligroso se pueda escapar por cualquiera de estas calles que son vías de circulación rápida."

Respecto a si la resistida construcción de una barrera arquitectónica en la calle Uruguay se continuará por parte del municipio, aseguró que "vamos a continuar, veremos como se logran los consensos. Esto forma parte de un programa del municipio de cierre de zonas que son de borde con grandes autopistas, de arterias de rápida comunicación con zonas del Gran Buenos Aires, eso facilita el delito y hay que encontrar formas que permitan encontrar carriles que permitan un mejor control, tanto de la policía que hoy es escasa, reconocido por el propio Ministerio de Seguridad, como de las cámaras que instala el municipio, que no pueden estar en la totalidad de las esquinas."

Castellano reiteró que "vamos a continuar con este plan que no tiene sólo que ver con esta tramo de la calle Uruguay, que son unos 300 metros, sino que tiene que ver con otras zonas de borde."

Respecto a las críticas que motivó por parte del gobernador Daniel Scioli y el ministro Stornelli, que adelantó que la provincia impediría la construcción, manifestó que "es una facultad del gobierno provincial, y de hecho la seguridad es responsabilidad del gobierno provincial y del gobierno nacional en lo que hace a delitos federales, con lo cual seguramente muchos municipios no deberíamos tener que estar distrayendo en temas que hacen a la seguridad pública, invirtiendo en cámaras. O por ejemplo, hoy todos los patrulleros funcionan gracias a que el municipio les paga la nafta, las reparaciones, los seguros. Si ellos cumplieran bien sus funciones, los municipios no deberían estar tomando este reclamo de la comunidad, que lo recibimos día a día por ser el Estado más cercano a la comunidad, demanda que en realidad no es competencia de los municipios. Si el gobernador o Stornelli consideran que hay que retirar esto, estaremos escuchando las propuestas, pero lo que tendrán que hacer es garantizarnos que en esas zonas va a haber la suficiente cantidad de presencia policial y de prevención para que esos vecinos no sean víctimas de delitos en forma permanente."

Comentá la nota