Ya entrenan a los primeros 700 policías metropolitanos

Ya entrenan a los primeros 700 policías metropolitanos
Los nuevos agentes saldrían a las calles en octubre. La mayoría de los que se forman proviene de otras fuerzas de seguridad. Tienen en promedio 35 años y cobrarán $ 3.500. Y en septiembre se sumarán a la Academia 1.000 alumnos sin experiencia previa.
Los pasillos del pabellón central de la Academia de la Policía Metropolitana lucen repletos. "Están en el recreo", aclara un responsable. En pocos minutos, vuelven a las aulas en silencio y retoman su preparación. Afuera, decenas de obreros trabajan para poner a punto las habitaciones donde dormirán, a partir de septiembre, unos 1.000 agentes. Un mes después, debutarán en las calles los primeros 700 policías con experiencia, que deberán guiar a los novatos.

"Arrancamos con la etapa de instrucción operativa: repasamos el trato con los vecinos y con otras instituciones, cómo portar el uniforme, y cuestiones prácticas como el chequeo de personas y de vehículos. Tratamos de erradicar las malas costumbres", dice el comisionado Gustavo Pucheta. En su clase participan unos 30 agentes y el promedio de edad es de 35 años. Lejos de escuchar un monólogo, todos se animan a opinar. "Tenemos que unificar algunas cosas para que no nos afecte la burocracia", pide uno de los agentes desde su banco. "Hay que prestarle atención a las unidades móviles", se suma una representante femenina. A su lado, una compañera intenta copiar el contenido de una diapositiva de una pantalla.

La mayoría tiene su uniforme de entrenamiento. Aún no está definido el que usarán en la calle. "Se están haciendo pruebas con la ropa y el calzado", cuenta uno de los responsables del Instituto Superior de Seguridad Pública, ubicado sobre los terrenos que pertenecían al club Deportivo Español.

En una primera etapa, deben presentarse de lunes a viernes a las 8 y se retiran al mediodía. Luego, la jornada se ampliará a ocho horas, pero todos lo sienten como un privilegio. "Antes tenía que hacer adicionales y casi no podía estar con mis hijos", reconoció un ex miembro de la Federal. La otra variable que los convenció es económica porque el sueldo mínimo es $ 3.500, menos los descuentos.

Dos veces por semana, los agentes experimentados deben cumplir con su preparación física. "Intentamos nivelar la condición de todos. Además, orientamos la alimentación y las conductas", explica Daniel Ghirimoldi, a cargo del área. Y agrega: "El entrenamiento no se termina con el egreso. Van a tener un control y una asistencia durante toda su trayectoria".

En septiembre, se le sumarán unos 1.000 novatos. Su preparación llevará casi un año y será más intensiva. Para esa fecha deberían estar terminadas las habitaciones, donde cada uno contará con un módulo personal compuesto por una cama, un escritorio, una biblioteca y un armario.

En el futuro, el Instituto Superior de Seguridad Pública tendrá también un aula magna, un microcine, una oficina de Banco de Ciudad, una pileta, un patio de compras, un laboratorio y un polígono. Para los agentes con experiencia, el manejo de las armas se reduce a una "nivelación".

"Los vamos a capacitar en el arma específica que va a usar la Policía Metropolitana", contó Pucheta. Aunque la enorme mayoría proviene de la Policía Federal, hay representantes de Gendarmería, de la Bonaerense y de policías provinciales. El predio también contará con una "mini ciudad" para usar en las prácticas y una escuela de conductores.

La Policía porteña fue creada por la Legislatura en octubre del año pasado y es una apuesta fuerte de Macri tras el fracaso de las gestiones para que la Nación le traspase efectivos de la Policía Federal. Su jefe será el ex comisario de la Federal Jorge "El fino" Palacios, cuya designación fue cuestionada por familiares de víctimas del atentado a la AMIA, causa que Palacios investigó. De todas formas, Palacios fue confirmado al frente de la Fuerza por Macri.

"Es el comienzo de un proyecto nuevo. En un futuro aspiramos a tener 1.000 policías por Comuna e igualar en número a la Policía Federal", le dijo a Clarín el ministro de Seguridad y Justicia porteño, Guillermo Montenegro, al tiempo que destacó la "expectativa" entre los agentes. "Para ellos es un compromiso muy fuerte".

Comentá la nota