Entrenamiento de agentes sanitarios antes de la llegada del dengue

El área de Salud municipal capacita a las personas que controlarán las viviendas y propiciarán la "descacharrización". Esta actividad se enmarca en la campaña de prevención de la enfermedad que se pondrá en marcha en los próximos días, encabezada por Adriana Torriggino. Para octubre se esperan los mosquitos y para enero, eventualmente, los primeros casos.
El jueves, en horas de la mañana, un grupo de promotores de la salud acompañados por la titular del área de Epidemiología del Municipio local, doctora Adriana Torriggino, llevó a cabo un entrenamiento en el predio del Cementerio, para aprender a detectar cuáles son los espacios en los que se fomenta la formación del mosquito Aedes Aegypti, vector del dengue.

Esta actividad se enmarca en la campaña de prevención que en los próximos días pondrá en marcha la Municipalidad de Pergamino.

Para saber cuál es el accionar que se realizará junto a los promotores de salud, dispuestos en los Centros de Atención Primaria de nuestro medio, LA OPINION dialogó con la titular del área de Epidemiología, Adriana Torriggino.

- ¿Cuál es el trabajo que desde la Municipalidad se está efectuando para prevenir del dengue?

- Hay varias vertientes en cuanto al trabajo. Una es la actividad periodística, es decir, la comunicación a través de los medios. Otra consiste en el trabajo que se realiza en los distintos establecimientos educativos, Centros de Desarrollo Comunitario, en distintas organizaciones, en comisiones de fomento. La actividad de prevención fundamentalmente está focalizada en la educación de la población y en la detección de los lugares más críticos donde se pueda criar el mosquito.

En los próximos días se pondrá en marcha una campaña de difusión que esperamos que sea de alto impacto en la ciudadanía. Estamos convencidos de que la posibilidad de que tengamos casos de dengue es tan cierta como que tuvimos gripe A en la zona. Esto se debe a que el mosquito se encuentra merodeando desde hace más de diez años, sumado a eso hay, por un lado, mucha migración y emigración de personas que vienen de áreas endémicas y esto es algo natural que se da ya que Pergamino es una ciudad que ofrece oportunidades laborales, por lo tanto tenemos un gran flujo de personas que vienen de la zona del norte, incluso de países limítrofes.

- Según sus conocimientos y experiencia, ¿cómo piensan que impactará este año el dengue en nuestra zona?

- Todavía no hubo casos autóctonos en nuestra ciudad, de todos lo estudiados sólo uno se confirmó y contrajo la enfermedad en la localidad de Roque Sáenz Peña. Esto se debe a que la población tiene un nivel de alerta muy importante, los servicios de salud también concretan su trabajo óptimamente. Hacemos una pesquisa gruesa en cuanto a cuadros similares al dengue, nos aseguramos de hacerles los controles correspondientes a los pacientes a fin de poder tomar los recaudos necesarios en los focos y perifocos. Tenemos buen nivel de alerta, se considera a todo cuadro febril que tenga dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos, manchas en la piel, dolor abdominal que puede estar relacionado con el dengue y se actúa en consecuencia en la zona del domicilio para impedir que haya más casos.

- ¿Cómo actúan los servicios de salud de la Municipalidad una vez que detectan un posible caso de dengue?

- Una vez que uno tiene un caso sospechoso lo primero que se hace es el control foco y perifoco. Se visita el domicilio, se revisa, se instruye a los habitantes para que retiren todo lo que puede ser criadero de larvas de mosquitos de Aedes Aegypti y también se revisa cien metros a la redonda. Se fumiga casa por casa. Al paciente se lo mantiene aislado bajo una cubierta de tul, tiene que usar repelente de insectos y hacer controles periódicos con su médico. La medicación es sintomática no es específica; se puede ingerir antitérmicos no se debe utilizar inyecciones intramusculares y no tomar aspirinas, esas son medidas básicas.

- ¿Dónde están llevando a cabo el entrenamiento de los promotores de salud?

- El trabajo que se está haciendo es un entrenamiento. La persona que va a revisar un domicilio necesita tener una sistemática de trabajo que hay que incorporarla dentro de la mente porque si no está acostumbrado a trabajar de la manera en que se indica, no va a realizar su trabajo eficientemente. Esta sistemática es seguir un camino predeterminado en cualquier ambiente en donde se encuentre. Es un camino de tipo censal porque es el mismo que debe hacer la censista cuando realiza el censo. El hombro derecho contra la pared, esa es la regla fundamental. Hasta ahora estuvimos en el Cementerio y la semana que viene seguiremos entrenando al personal en algún barrio de la ciudad.

- ¿Cuáles fueron los resultados hasta el momento?

- No encontramos larvas de ningún tipo y eso es muy importante. Revisamos muchas tumbas construidas sobre el suelo y algunas zonas de nichos y es importante destacar que hace cinco años el 80% de los floreros que hay en el cementerio tenía agua y hoy podemos decir que nada más que un 30% tenía agua y el resto arena mojada. La gente se está acostumbrando paulatinamente a tomar las medidas preventivas.

- ¿Cuáles son los pasos que deben seguir los promotores cuando van a inspeccionar una vivienda?

- Se tienen que hacer acompañar por una persona de la casa porque si no hay consentimiento no pueden ingresar. Lo primero que deben hacer es llegar al patio, parar en la puerta que conduce al exterior y empezar la recorrida con el hombro derecho contra la pared siguiendo el contorno, luego dirigirse al centro, y llegar nuevamente al punto de partida. El mosquito es un conviviente humano por eso hay que revisar cada ambiente que tenga la vivienda y después volver a salir de la casa. Esto implica que cada recipiente que se encuentre en el hogar que puede potencialmente ser un albergue para el mosquito debe ser extraído de la vivienda para descacharrar o inutilizado. Si llegan a encontrarse recipientes con larvas, los promotores tienen una pipeta que les permite tomar muestras para investigar.

- ¿Cuántos son los promotores que participan?

- Aproximadamente quince se están capacitando para salir a hacer las inspecciones. Todavía estamos entrenando el personal por eso falta un tiempo para que realicemos las inspecciones en las viviendas de la ciudad. Tenemos 30 mil casas en Pergamino por lo que hay que efectuar los controles en 1.500.

- ¿Cuándo cree que puede ser la irrupción del dengue en la ciudad?

- A principios de octubre habrá una primera oleada de mosquitos. Por los análisis climatológicos recién en enero tendríamos los primeros casos de dengue. La mayoría de los casos de dengue que nosotros vamos a registrar en Pergamino serán leves. Estamos hace años trabajando en esto y ahora con más ímpetu porque sabemos que vamos a tener dengue.

- ¿Cuál es el mensaje a la población?

- Lo más importante es tomar precauciones dentro de la casa. Es muy difícil tratar de descartar los cacharros y recipientes pero la Municipalidad se encargará de realizar este tipo de trabajo de ordenamiento. El mensaje es no pedir tanta fumigación sino limpiar u mantener en orden su casa. Si tiene que acumular agua, taparla con un plástico. Si en la casa hay bebés o niños, comprar tul y hacer una especie de mosquitero para cubrir a los más pequeños mientras duermen porque hay que recalcar que los casos más graves incluyen a chicos. Si se pueden poner telas metálicas en las ventanas hacerlo. Asimismo solicito a la población que dejen ingresar a los promotores. Yo sé que por la inseguridad se ha generado una especie de desconfianza total pero los inspectores estarán debidamente identificados.

Comentá la nota