Se entregó el único sospechoso de haber matado a un hombre en la pelea sindical de Rosario

El único sospechoso de haber disparado y matado al gremialista Héctor Del Valle Cornejo durante una refriega sindical en Rosario se entregó a las autoridades policiales y judiciales locales.
Se trata de Raúl Alejandro Cazón, de 35 años, quien permanecía prófugo desde el miércoles pasado y estaría vinculado a la barrabrava de Newell´s Old Boys, informaron esta tarde fuentes de la investigación.

Cazón era intensamente buscado por la Policía santafesina en el marco de la investigación por la muerte de Cornejo, integrante de una columna de manifestantes enrolados en la conducción nacional del gremio Atilra.

En la causa hay testimonios que indican que Cazón fue contratado por dirigentes locales para repeler una posible agresión externa.

Según publicó un medio de prensa rosarino, el sospechoso se desempeñaría como "patovica" en boliches bailables de esa ciudad santafesina.

Este jueves, la jueza María Pérez Vara ordenó la detención de Cazón luego que fuera visto con un arma de fuego en el lugar donde se produjeron los incidentes, en una imagen captada por un video del área de inteligencia de la Policía.

El abogado de Cazón se había presentado en el juzgado para adelantar que el sospechoso se presentaría espontáneamente, por lo que se aguardaba su entrega desde esta mañana, lo que finalmente se concretó pasado el mediodía.

Comentá la nota