La ONU entregó el premio póstumo de Derechos Humanos a Benazir Bhutto

La Asamblea General de las Naciones Unidas conmemoró hoy el 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en Nueva York entregando los Premios de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, entre otros a la paquistaní Benazir Bhutto y la canadiense Louise Arbour.
Arbour recibió la distinción por su actividad como Alta Comisaria para Derechos Humanos de Naciones Unidas, mientras que en forma póstuma lo recibió Bhutto, ex primera ministra de Pakistán.

"Llegamos lejos. Pero en realidad todavía no cumplimos con la visión de la Declaración de Derechos Humanos, no todavía", señaló el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon en un comunicado en vídeo. Con la crisis del clima y de los alimentos, con la opresión política que padecen muchos países así como con la explotación de niños y mujeres, los desafíos son tan importantes como hace sesenta años, agregó.

Junto con Bhutto, quien en diciembre pasado perdió la vida en un atentado en plena campaña electoral, también recibió una distinción póstuma la monja francesa Dorothy Stang por sus méritos. Entre los premiados en la edición de 2008 también se hicieron acreedores del premio la organización Human Rights Watch, de Nueva York, el jurista norteamericano Ramsey Clark, Carolyn Gomes del grupo "Jamaicans For Justice", así como la congoleña Denis Mukwege.

En ediciones anteriores habían sido distinguidos con el premio para los Derechos Humanos de Naciones Unidas el ex presidente sudafricano Nelson Mandela, Amnistía International, así como los estadounidenses Jimmy Carter, Eleanor Roosevelt y Martin Luther King.

Comentá la nota