Entregaron viviendas.

Los beneficiarios fueron comunidades rurales ubicadas en los parajes Ruca Choroy, Carri Lil, Poi Pucon, Quillen, Lonco Luan y Moquehue.
Un total de diez viviendas correspondientes al Subprograma Federal Rurales y Aborígenes, ubicadas en los parajes Ruca Choroy, Carri Lil, Poi Pucon, Quillen, Lonco Luan y Moquehue, fueron entregadas el jueves pasado a beneficiarios de las comunidades mapuches Aigo, Tallin Rakizuan, Currumil y Catalán.

La entrega fue realizada por el Ministerio de Hacienda, Obras y Servicios Públicos, a través de la subsecretaría de Vivienda, a cargo de Herminio Balda, quien en una recorrida por los parajes mencionados explicó que "a medida que la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) finaliza la construcción de las casas, se realiza la entrega de la documentación de tenencia y de la llave a los titulares de las mismas".

Asimismo señaló que "este programa se hace con mucho esfuerzo", debido a la distancia y los lugares de difícil acceso en los que habitan algunos miembros de las comunidades mapuches.

Balda resaltó la colaboración de las comunidades en el marco del programa de construcción de viviendas. "Nosotros sabemos que las necesidades son muchas, pero no podemos llegar con todas las soluciones de acuerdo a los requerimientos que ellos tienen".

Por último, Balda comentó que debido al buen tiempo se continuará trabajando en la cordillera al menos un mes más y luego se retomarán las actividades en septiembre. «Estamos acopiando materiales en distintos lugares para poder continuar y llevar las soluciones a la gente", dijo.

Por su parte, el lonco de la comunidad Aigo, Ricardo Peña, indicó que la demanda de viviendas por parte de la comunidad es grande, por lo que se busca colaborar en la instrumentación del programa involucrando a la gente.

"Cada beneficiario ha tratado de colaborar llevando un viaje de arena o un viaje de ripio o ayudar a hacer una picada para acceder a los lugares en los que hay que construir las viviendas", sostuvo Peña.

Los habitantes de la zona coincidieron en destacar el trabajo que se realizó para que pudieran tener sus viviendas, dado que la mayoría de ellos pudo seguir de cerca la obra y algunos hasta colaboraron con los técnicos y albañiles.

Comentá la nota