Entregaron viviendas en Belén y volvió la protesta contra el IPV

El IPV entregó los dos barrios que habían sido usurpados en diciembre. Los vecinos, disconformes con la adjudicación, cortaron la ruta 40.
El viernes por la noche, entre gallos y medianoche, el Instituto Provincial de la Vivienda entregó los dos barrios de Belén cuya adjudicación ya había sido cuestionada por los pobladores. Finalmente, el organismo conservó el listado original y esto provocó que un grupo de vecinos que antes habían usurpado los barrios, molestos por el criterio de selección, volviera a la protesta. Casi al finalizar la jornada del viernes interrumpieron el tránsito en la ruta nacional 40, en el ingreso a la ciudad de Belén. Hasta anoche, la decisión de la asamblea era levantar el corte a las 22.30, pero regresar en la madrugada del lunes hasta ser atendidos por alguna autoridad.

Según informaron, suman 46 las familias que reclaman por una casa y acusan que se entregaron viviendas a personas que no las necesitan o que no cumplen con los requisitos. Además, la versión de los vecinos es que a partir de una reunión que tuvieron con las autoridades del IPV existía un compromiso de revisar el listado y no entregarlas hasta febrero- marzo. Pero desde el organismo oficial desmintieron la información (Ver aparte).

A fines de diciembre, cuando se conoció el listado de los adjudicatarios, los vecinos tomaron las viviendas con una guardia externa. La protesta se levantó luego de una reunión en la que se dialogó con las autoridades del IPV y en la que, supuestamente, se había arribado a algunos consensos.

Para la adjudicación de las 60 viviendas se usó una estrategia diferente a la que hasta ahora implementó la administración brizuelista cuando se trata de la inauguración de la obra pública. No hubo acto oficial y tampoco concurrieron las máximas autoridades del organismo, porque no estuvo presente ni el secretario de la Vivienda, Pedro Molas, ni el administrador del IPV, Eduardo Brizuela del Moral (h). Según trascendió, una comisión llegó a Belén y entregó las llaves en los domicilios particulares de los adjudicatarios.

"Se hizo una entrega injusta de las casas a personas que tienen donde vivir. En esa reunión nos dijeron que las iban a entregar a fines de febrero. Nos han mentido. Nosotros pedíamos la lista y nos iban a dar cinco días para impugnar. Las listas salieron publicadas el jueves y el viernes por la noche ya se entregó; no hemos tenido tiempo de impugnar", dijo Elsa Miranda, madre de una joven que espera por una casa desde hace 9 años. "Les dan a los que ya tienen y a los tres meses la alquilan o la tienen para la joda", agregó.

Desde el corte en la ruta nacional 40, también Oscar Ballhrost expresó su indignación: "Espero hace tres años, tengo dos hijos y estoy desesperado. Estamos suplicando que alguien nos atienda, ya bastante nos mintieron", aseguró. Ayer efectivos de Gendarmería Nacional llegaron hasta el lugar del corte para intimar que se levante, pero los vecinos decidieron continuarla hasta la noche.

Gendarmería pidió que se levante el corte, pero la gente continuará con la protesta.

ANTECEDENTES: *El 22 de diciembre, un grupo de vecinos tomó las casas sociales cuando trascendieron algunos nombres del listado de adjudicatarios de las 60 viviendas -integradas a dos barrios- que iban a ser entregadas con la presencia del Gobernador de la Provincia.

*Ante el conflicto, la Secretaría de la Vivienda desarticuló la entrega e inició una denuncia por la usurpación.

*El 29 de diciembre aceptaron desistir de la acción de protesta, luego de una reunión que delegados mantuvieron con autoridades de la Secretaría de la Vivienda, con la condición de que se revisen las adjudicaciones efectuadas.

*Con ese compromiso levantaron el acampe.

Comentá la nota