Entregaron boletos de compraventa a 29 familias de Pompeya

Las habitaciones del comedor Los Gurisitos recibieron a una comitiva municipal y a varios vecinos de Pompeya que obtuvieron el boleto de compra venta de los terrenos en los que viven. Aún falta regularizar el dominio en varios barrios.
Esta mañana en el comedor comunitario Los Gurisitos -Matheu 3750- del barrio Nueva Pompeya, el intendente Mario Barletta acompañado por el secretario de Desarrollo Social, Alejandro Boscarol, el secretario de Planeamiento Urbano, Eduardo Navarro y la subsecretaria de Hábitat y Vivienda, Sara Lauría, entregó boletos de compraventa de los terrenos donde viven 29 familias. La iniciativa responde al plan de regularización dominial encarado desde el municipio con la colaboración del Movimiento Los Sin Techo que estuvo representado por el padre Atilio Rosso.

Antes de comenzar el acto, el intendente manifestó que la entrega de los boletos tendría que haber ocurrido hace 21 años porque ya se estaba en condiciones de hacerlo. “Eso habla de la falta de presencia y actitud del Estado para resolverle a los vecinos el problema de la propia vivienda”, manifestó.

Según Barletta, en el primer relevamiento realizado eran 6.000 las familias que necesitaban la regularización de los terrenos, ahora serían 8.000.

“Estamos trabajando a paso firme, esperemos que para fines del año que viene podamos solucionar el problema de 3.000 familias y completar si se puede en 2010”, anheló el intendente y aclaró que hay situaciones complicadas de acomodar porque no todos los terrenos son municipales, sino que también hay provinciales y nacionales. Sobre la continuidad del plan, Barletta mencionó que la zona más complicada para regularizar es la oeste y Alto Verde, “donde nunca se hizo actualización catastral, además hay propietarios privados que tienen gran parte del lugar, con los que habrá que negociar”.

Una alegría

La primera vecina que salió del comedor con una sonrisa “de oreja a oreja” y el título en la mano fue Delia Alvarez. Afuera esperaba Claudia, quien dijo estar muy contenta “porque ahora tengo algo que va a ser mío”. Además comentó que tiene 35 años, se crió en Pompeya y recuerda que su padre luchaba por tener lo que ella logró hoy.

Florentina, otra vecina, dijo que hace 40 años que vive allí y que “peleamos por esto siempre, antes lo pedíamos y nos decían que faltaba poco pero después nada”. Como buena luchadora recordó a los medios que en el barrio también hace falta luz en las calles y mantenimiento “porque cuando llueve son una laguna”.

Por su parte, Atilio Rosso no ocultó su satisfacción por lo que estaba ocurriendo y señaló que deseaba “poder celebrar los 200 años de Argentina tengamos la tercera parte de las 6.000 familias con el problema solucionado y para 2010 me conformo con 1.500”.

“Es un hecho auspicioso que haya una preocupación para que la gente pase a ser dueña de la tierra, porque aparte de un factor económico también es cultural, no es lo mismo estar de prestado”, manifestó Rosso.

Además, aprovechó la presencia del intendente y con una sonrisa le pidió que “para Navidad se iluminen las calles de Pompeya” si se quiere luchar contra la inseguridad.

Comentá la nota