Entregan cien viandas por día en comedores comunitarios

(General Pico) - En el barrio el Molino retiran su comida niños y adultos con carencias económicas. Cada mediodía se entregan las bolsas con los alimentos, cuyo menú va variando. Hay mayor demanda social con respecto al año anterior.
Mabel, Patricia y Sonia atienden el comedor comunitario del Barrio El Molino de General Pico. Allí concurren por día aproximadamente 50 niños que, debido al receso invernal y como medida preventiva ante la gripe A, van en busca de sus viandas. "En época escolar los chicos arriban en dos tandas: los que vienen antes de ingresar a clases en la tarde y los que salen del turno mañana", explica Mabel, que lleva 18 años detrás de la cocina preparando el menú.

En la esquina de calles 2 y 31 se observa un gran salón que alberga diversas historias protagonizadas por las cocineras. La fachada refleja identidad partidaria: "Restaurante infantil Fundación Eva Perón".

Una de las medidas establecidas por el avance de la gripe A fue el cierre de los sitios que aglutinaban un número importante de niños y es por eso que "ahora los chicos no tienen horario. Muchos vienen a las 11 y otros más tarde", afirma la gastronómica, mientras le entrega a una niña su bolsita de polietileno blanca donde se envuelve, según la mujer, su comida favorita.

Según las empleadas municipales, se otorgan 50 viandas diarias que consisten en distintos alimentos, desde arroz con ensalada rusa, pan y dos naranjas hasta hamburguesas con puré y milanesas. Patricia enseña la carta y señala la diversidad de platos que consumen los niños de acuerdo a los días de la semana. "Por suerte acá comen bastante bien", dice al rescatar que allí concurren, además, cinco adultos sin trabajo y en condiciones de pobreza.

Cien niños.

Según la directora de Familia de General Pico, Nélida Roldán, debido a la adhesión al receso sanitario los dos comedores comunitarios (Alborada y El Molino) están cerrados. "Se tomó la decisión de entregar viandas a los chicos que estaban concurriendo en época escolar", dijo la funcionaria al especificar que son 100 los niños que concurren a los establecimientos municipales.

La demanda - según Roldán - no aumentó y el número de concurrentes se ha mantenido coincidiendo con la disminución de la asistencia "que fluctuó permanentemente", dijo al indicar las causas a las mejoras sociales y familiares y a la implementación de la tarjeta alimentaría por parte del gobierno provincial.

La directora de Familia afirmó que el primer día de entrega de viandas asistieron 43 personas y "con el correr de los días el número llegó a 55. Si bien hubo un pequeño incremento esto se debe a las condiciones normales que se gestan día tras día", sostuvo.

Roldan completó que a los comedores comunitarios asisten todos los alumnos de EGB 1, EGB 2 y EGB 3 y que el aspecto generacional "es bastante heterogéneo".

Comentá la nota