Entrega de sillas de rueda en José C Paz

Preocupados por las necesidades de las personas con capacidades diferentes, y aquellos ciudadanos que por algún motivo deben de tener la ayuda ortopédica de algún elemento de rehabilitación o uso cotidiano, el Taller de producción de la comuna de José C. Paz entregó a una niña una silla especial.

En el despacho de la intendenta interina María Luisa Geiszer, se hizo entrega de una silla ortopédica especialmente construida para la niña Antonella Benitez, que este medio "Noticias Paceñas" pudo mostrar hace unas semanas cuando se construía en el taller.

El actual concejal José Morgione, asesor del área de la Secretaría de Producción y especialmente motor de los emprendimientos que allí se producen explicó a la prensa y por supuesto a las autoridades y beneficiarios de la silla su uso.

La calidad y precisión de la elaboración de este elemento imprescindible para la vida cotidiana de la ciudadana paceña, realizada con elementos de primera calidad y con la "inventiva" de los técnicos que posee la comuna hacen realidad una silla que se puede considerar única.

La mamá Miriam muy emocionada dijo que "más allá de las situaciones difíciles que tenemos las mamás de tener chicos especiales, que no es fácil para nadie, rescato el haberme encontrado con personas, que más allá de hacer un silla ruedas, con José (Morgione) que me brindó todo su apoyo, todo su cariño, esto se hace con mucho amor porque yo cuando llegué no estaba preparada, nunca una mamá está preparada para estas situaciones y recibir un apoyo incondicional de la gente que me rodeaba, que son ellos"

"Me encantaría con esto que yo estoy viviendo ahora y voy a luchar para eso, para que todas las mamas tengan la misma posibilidad, para que todos los chicos tengan una mejor calidad de vida, que es lo más importante... quiero que la alegría que tiene "anto" y la movilidad que va a tener para movilizarse gracias a todos ustedes la tengan muchos chicos.." agregó con lágrimas en los ojos y la voz quebrantada.

Los presentes no pudieron seguir la nota, pero ver la alegría de la niña Antonella con su flamante silla, la cara de los funcionarios con la satisfacción del deber cumplido, hacen pensar que se puede... solo hay que ponerse a trabajar.

Y en José C. Paz eso es lo que se demuestra, sobre todo en las áreas sensibles, que trabajan con los chicos y las personas que más lo necesitan.

Comentá la nota