Entre el “tupé” de unos y la “bajeza política” de otros.

Las precandidaturas para el Senado de las diputadas Beatriz Rojkés de Alperovich y Stella Maris Córdoba, y la presunta intención del Gobierno provincial de despegarse de los Kirchner alimentó la polémica.
La referente del Movimiento Evita (ME) retrucó al presidente subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla, en referencia de la necesidad de provincializar las elecciones: “tengo el derecho a señalar cuando un compañero tiene el tupé de decir que a Néstor y a Cristina hay que esconderlos bajo la alfombra; les digo que a ellos le debemos una alfombra roja en Tucumán por que hicieron el 99% de las obras“. Quien respondió fue su par Gerónimo Vargas Aignasse. “Es una bajeza política la burda maniobra de dirigentes del ME, que eligieron el peor camino al tratar de imponer una candidata (por Córdoba), sembrando dudas en la Nación sobre la lealtad del gobernador. La gestión está nacionalizada”, señaló.

Comentá la nota