La CGT entre el sindicalismo y la política partidaria

Por Gerardo Gómez Muñoz.

Hace bastante tiempo -varios años- que la CGT Regional ve el transcurrir el paso de la realidad lejos del protagonismo que le fue propio en otras épocas. Y si nunca llegó a la indiferencia fue más por el peso del nombre propio de la entidad como por la relevancia particular del gremio o del dirigente en juego en cada ocasión.

La presencia activa en su corto interinato, de Jorge Trujillo, con el respaldo estridente de la Uocra pareciera haber reavivado viejos apetitos en diversos sectores gremiales que a estas horas animan diversas reuniones y conciliábulos en busca del declamado y pocas veces real "consenso". Este habilitaría y blanquearía las ganas de lograr la conducción que hasta hace muy poco era mirada apenas de reojo y con recelo por los dirigentes y sindicatos de mayor peso. Algo habrá en el presente escenario que amerite el evidente deseo renacido de reflotar la entidad con toda su representatividad y consiguiente presencia. Casualmente, el virus político -uno de los causantes de la inacción de los últimos tiempos- pareciera ser influyente activador del presente. Suena como una contradicción este argumento, pero no lo es tanto.

Interna peronista en juego. Tratemos de adentrarnos en el jeroglífico peronista, nada fácil por cierto. Cuando Kirchner era indiscutido o al menos mirado con el cuidadoso respeto devengado al ganador, los días transcurrían calmos en el devenir cegetista lugareño. Ahora es otro cantar y basta averiguar lo mínimo sobre un eventual candidato a la secretaría general para que se comiencen a descifrar las claves del enredo. Porque tal responde a Barrionuevo y éste está bien pero juega con Solá y ése con De Narváez, aquél está armando con Duhalde, el otro es kirchnerista, todos éstos andan con el "Momo" Venegas, nosotros somos orgánicos y no nos alejamos de Moyano. Claro que la CGT tiene una historia siempre ligada al peronismo y supieron sus dirigentes manejar las dos riendas, la del trabajo sindical y la de su participación partidaria. ¿Cómo o quién podrá manejar las dos riendas y guardar el debido equilibrio si hoy cada una de esas riendas tiene diversas derivaciones con rumbo distinto?

Es tan así que ahora lunes, precisamente a las 18, cuando esto se escribe, ésta es la escena, Carlos Vaquero de los pasteleros que cree tener ya el alfajor a centímetros de la boca, proclama que el consenso ya está y falta la firma nada más. Y se apura a cerrar el bolso porque mañana tiene en Buenos Aires, junto con Coronel de Panaderos, Domínguez de UTA y San Martín del Ministerio de Trabajo una reunión con Solá y tal vez Duhalde en Buenos Aires.

Pero, en este mismo momento, en Dorrego casi Luro, en local ya pintado para la sede del MSP -Movimiento Sindical Peronista que preside e inaugurará este mes Hugo Moyano-, están reunidos los conductores locales de Camioneros, Smata, SUPA, SOIP, Conductores Navales, plantan otra alternativa político sindical que "podría" ser la contrapartida moyanista oficialista frente a una CGT -62 local duhaldista-barrionuevista... Claro, uno tiene fantasía para imaginarse todas esas cosas.

Otros detalles

Para desasosiego de Vaquero apurado por el alfajor que se le desgrana en las manos, todavía hay que ver qué sucede con Fabián Giovanello que se desgañita asegurando que él tiene el respaldo de mercantiles. Y por lo tanto reclama ser el número uno -antes fue arquero en el fútbol- porque en caso contrario se retira. Y con el que perdió el calzado cuando Moyano lo llamó reclamándole "una explicación" que le debía, cuando lo vio en una foto rindiéndole pleitesía al "Momo" .Y con el otro que voló a Buenos Aires dejando que se le queme el pan cuando lo llamó "El Negro", por la misma foto. Se podría agregar que todavía falta el plenario normalizador, la elección de la junta electoral y el qué hacer con Juan D. Novero y Marcelo Cardozo porque como auto de gitanos, todavía le faltan algunos papeles para poder votar. Por lo que dicen conocedores de los secretos de la política gremial y de la interna peronista, el consenso no es alfajor ni siquiera pan comido...

La Ley para mí

Vaya saber qué era para Gustavo Pulti: ¿un dilema, una aspiración, una alternativa, un incordio? El caso es que se lo resolvió Osvaldo Goicochea de un solo tajo y tal vez ahora concluya en una frustración para nuestro intendente. Es difícil que lo conozca a Goicochea porque proviene de un distrito con dos o tres mil votantes es un prodigio o un mago o las cosas a la vez, porque con un caudal de mil votos llegó a sernador provincial por la 5a. Sección Electoral, presidió el bloque y fue por la reelección en segundo lugar tras la candidatura testimonial de Pulti, éste reunió unos 80 mil votos "el vasco" de General Lavalle consiguió en su pago los milagrosos mil. Hace unas semanas para cortar con ese discurrir de dudas y otros inconvenientes, a lo gaucho cortó de cuajo con todo. Logró que se modifique el reglamento de tal modo que no haya más licencias en la Legislatura para asumir, entre tanto, otras funciones. Sencillito, Pulti no puede pedir licencia en el Senado para seguir siendo intendente o si se quiere: vení a quitarme el sillón que me lo gané, con mil votos, si sos brujo. A lo mejor el intendente ni soñaba con dejar otra puerta abierta asumiendo como senador y al mismo tiempo pedir licencia para continuar en Luro e Yrigoyen. Gaucho desconfiado y atrevido a la vez, porque no vaciló en cortar el paño a su exclusiva medida, porque el único caso posible en el momento era el de Pulti.

Dieguito viajero e infractor

Varias cosas se han escapado del reglamento en estos días en el HCD, pero para no aburrir con cuestiones reglamentaristas suscitadas con motivo de la asunción de la concejal suplente de Acción Marplatense y la presidencia de la vice 2a. en la presidencia del cuerpo.Vamos con la más gruesa y con más aristas políticas. La ausencia del "cutokirchnerista" Diego Garciarena que continuaría estudiando fichas sobre la pobreza en Valencia, Las Vegas y otros sitios famosos por la aplicación de sistemas de inclusión de los pobres al mundo del trabajo a través de cooperativas. Lo recogido por Alem e Hipólito Yrigoyen no habría sido aceptado por el diputado kirchnerista Dante Dovena. Lo peor sería que correspondería que Garciarena para ese periplo y por el tiempo que lleva debía haber pedido permiso al HCD para ausentarse. Qué raro que el prolijo curul haya olvidado este indispensable paso reglamentario...

La Oncca y la Feliz

Se señaló reiteradamente que Mar Del Plata y la Oncca están siendo apuntados por la casualidad del venturoso presente que estaban viviendo marplatenses que prestan valiosísimos -de acuerdo a las cifras que trascienden- servicios en esa benemérita repartición, rincón donde lucían sobre todo gente venida del sur. Ahora ya trascendieron en Clarín algunos nombres más. Al ya mencionado Sergio Paleo, ex funcionario del Ruso Katz, se suman Patricio Duhalde y dos hermanos Villaverde, uno de ellos también cercano a la anterior administración municipal. Una docena de diputados nacionales entre los que se contó Gustavo Serebrinsky presentó denuncia judicial en la que se habla de 300 casos de presuntas estafas y de otros delitos.

Comentá la nota